_
_
_
_

Dos muertos tras huir de un control policial en Salou

Jesús García Bueno

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El conductor de un todoterreno se saltó ayer un control de alcoholemia, huyó a toda velocidad causando estragos en el núcleo urbano de Salou y acabó chocando contra un muro mientras los Mossos d'Esquadra aún le perseguían. El resultado: dos muertos, él mismo -Rafael R. S., de 34 años- y el hombre que iba en el asiento de copiloto, Sami H., de 35 años y origen kosovar. Las dos mujeres que iban en la parte trasera del vehículo -un 4 x 4 marca Hammer, de alta gama, color negro y aspecto imponente- resultaron heridas.

Ninguno de los cuatro ocupantes llevaba puesto el cinturón. Rafael, además, tenía antecedentes por delitos contra la seguridad vial. Entre otros, oponer resistencia a agentes de tráfico y conducir bajo los efectos del alcohol, explicaron fuentes policiales. La policía autonómica está a la espera de conocer los resultados de la autopsia para determinar si, esta vez, el hombre conducía ebrio o había tomado sustancias estupefacientes.

El espectacular accidente se produjo a primera hora de la mañana. El Hammer se aproximaba a 150 kilómetros por hora a un control de policial en la carretera C-14, ya en Salou. Los agentes dieron el alto al conductor, que hizo caso omiso y huyó al casco urbano de esta localidad turística.

Conducción temeraria

Rafael recorrió las calles de Salou a "velocidad excesiva" y exhibiendo una "conducción temeraria", lo que le hizo embestir a diversos vehículos aparcados en la vía. El hombre condujo incluso por encima de las aceras y obligó a los peatones a apartarse de camino para evitar ser atropellados.

A causa de los choques, al todoterreno se le levantó el capó. Del motor empezaron a salir grandes cantidades de humo. Con escasísima visibilidad, el hombre se incorporó a la C-31 hacia Tarragona. En el kilómetro 7,5 se salió de la vía y chocó contra un muro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

En las últimas horas se han registrado otros tres accidentes mortales. El sábado por la noche, un coche se salió de la vía en Lleida y el acompañante, Manuel C. A., de 38 años, falleció. En Vimbodí (Conca de Barberà), el conductor de un turismo, de 22 años, murió al chocar con un camión. Ayer por la tarde, otra conductora, Sílvia S. S., de 38 años, murió después de que su vehículo se saliera de la vía y se despeñase por un puente en Montornès del Vallès.

Sobre la firma

Jesús García Bueno
Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_