Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:18ª jornada de Liga

Un Villarreal bajo mínimos

El equipo de Pellegrini paga su habitual pájara de mitad de curso y se desinfla víctima del cansancio de y los problemas defensivos

A pesar de que Mestalla se le ha dado bien en los últimos tiempos -dos victorias y un empate en las últimas tres visitas al Valencia-, el derby de esta noche (22.00, La Sexta y autonómicas) no llega en buena época para el Villarreal, sumido en su habitual pájara invernal y además sin Senna, sancionado, ni Nihat, lesionado. El conjunto de Manuel Pellegrini tiene tan interiorizado su estilo suramericano de pausa y toque que hasta le cuesta mantener el nivel físico y de juego en los fríos meses de diciembre y enero. Salvo la primera temporada del técnico chileno en el banquillo del Villarreal (2004-05), en las siguientes el equipo amarillo ha dejado escapar más de la mitad de puntos en ese periodo.

Fiel a su bajón, el Villarreal cerró 2008 con un empate (contra el Getafe) y dos derrotas (Sevilla y Barcelona) y ha inaugurado el año con otro patinazo, en el Bernabéu.

- Bajón físico. La preparación anual del Villarreal no contempla ningún pico de forma a mitad de temporada, y el duro calendario (Sevilla, Barça y Madrid de manera consecutiva) ha acentuado el desplome. El equipo de Pellegrini, eso sí, acostumbra a terminar la temporada pletórico de forma y enrachado: el curso pasado ganó los seis últimos partidos. Hace dos años, la racha fue de ocho victorias seguidas.

- El declive de Senna y Pirès. La falta de chispa está haciendo más mella en los veteranos. A sus 32 años, Marcos Senna parece con las fuerzas justas tras la Eurocopa. El hispano-brasileño, pieza vital, no ha terminado los últimos partidos. Y el club está dispuesto a escuchar algunas de las ofertas que lleguen por él. Durante la pretemporada fue el Fenerbahçe de Luis Aragonés el que llamó a su puerta; hace unas semanas, los rumores llegaron del Manchester City. El Villarreal cree que ha extraído ya todo el rendimiento a un jugador que fichó en 2002 por 600.000 euros. Los 35 años de Pirès, uno de los más desequilibrantes, tampoco le permiten muchas alegrías.

- Los fichajes no suman. El habitual ojo clínico del Villarreal se ha desviado este año. A Edmilson le falta recorrido para defender y precisión para elaborar. Sus participaciones han resultado intrascendentes. El delantero estadounidense Altidore está a sus 18 años en fase de aclimatarse y madurar. E Ibagaza es muy intermitente. Tan sólo Joseba Llorente entre los fichajes ha respondido a las expectativas. Seis goles en la Liga y tres en Champions, además del trabajo de presión a las defensas contrarias, le avalan. Aunque en su mejor momento, una lesión muscular le dejó un mes de baja.

- Fragilidad atrás. El segundo puesto alcanzado por el Villarreal en el ejercicio pasado se fraguó a partir del rendimiento defensivo. En la segunda vuelta de campeonato, ya con Diego López de titular bajo los palos, los castellonenses sólo recibieron 10 goles en su portería. En 17 jornadas disputadas hasta el momento ha concedido ya 22. En un mes, el Villarreal ha pasado de ser segundo a quedar fuera de los puestos europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 2009