Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vigo recorre el arte de Lugrís a través de uno de sus cuadros

'Habitación do vello mariñeiro' centra la exposición

"Esta es la casa del marino, bitácora de soles y nostalgias. En sus estancias, una luz abisal habita y estremece -quieta y agónica luz, permanente de ensueños y mortal de rotas derrotas fracasadas- tres grandes silencios flotan en sí mismos, gravitan expectantes entre el tiempo y las cosas". Este fragmento pertenece al ensayo Evocación de una casa del mar y fue publicado en el periódico vigués El Pueblo Gallego en 1943. En la reflexión escrita del pintor Urbano Lugrís, el propio artista parecía anticipar el aire que flota en el cuadro Habitación do vello mariñeiro, terminado tres años después. La pintura, perteneciente al Museo Municipal de Vigo Quiñones de León, ubicado en el Pazo de Castrelos, es ahora eje de una exposición que conmemora el centenario de Lugrís (A Coruña, 1908-Vigo, 1973).

La muestra Viaxe ao mundo de Ulyses Fingal, organizada por la Concellería de Patrimonio Histórico, reúne fondos de diferentes colecciones además de los propios del Museo para analizar las claves principales de un lienzo inexcusable en la obra del maestro gallego. La crítica de arte destaca en la obra su profusión colorista, su disposición como escenografía teatral y la estética barroquizante. "Estamos delante del testamento pictórico de Lugrís que sintetiza las constantes de su pintura durante su primera etapa, previa a la deriva surrealista", explica el comisario de la exposición y decano de la Facultad de Historia de la Universidade de Santiago, Juan Manuel Monterroso.

El visitante puede recorrer los trazos del pintor mediante un montaje original en el que el famoso cuadro se va descomponiendo en tres secciones: Modos de ver, Dilema de Hércules y Habitación do vello mariñeiro. "La pretensión es que el espectador comprenda la función de cada elemento de la pintura", indica Monterroso. Se establecen paralelismos y comparaciones con un bodegón holandés del siglo XVII o con un retrato del almirante vigués Casto Méndez Núñez.

La exposición abre hasta el 22 de febrero. La programación se completa con conferencias y con una ruta por espacios de la ciudad relacionados con Lugrís.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de enero de 2009