Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE acusa a Feijóo de "no mandar ni en su partido"

Los representantes del PP callaron durante todo el día de ayer y evitaron pronunciarse sobre el papel de su presidente en Pontevedra, Rafael Louzán, como impulsor del pacto que fraguó a espaldas del líder regional, Alberto Núñez Feijóo, para derrocar al gobierno de PSOE y BNG y colocar en la alcaldía de Mos a Nidia Arévalo, persona de su máxima confianza.

El silencio de los populares fue aprovechado por el PSOE, que acusó al presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, de "no tener autoridad en su propio partido". "Que Louzán articuló la moción de censura sin preguntarle demuestra que ni manda, ni ordena ni se le pide permiso en el PP", acusó el responsable de Política Municipal del PSOE, Xaquín Fernández Leiceaga por medio de un comunicado oficial. El diputado lamenta que, en cualquier caso, "el PP siga avalando a un tránsfuga y aseguró que los ciudadanos de Mos no olvidarán la traición del Partido Popular".

El propio Rafael Louzán evitó responder a este periódico en un acto público en Lalín, al que asistió como presidente de la Diputación de Pontevedra. Louzán alegó que la información que lo implica en el pacto con el tránsfuga, Gerardo Alonso, desautorizado por la dirección regional del PP, contenía "alusiones personales" y por ese motivo rehusó responder. "Si me pronuncio, lo haré fuera del ámbito periodístico", advirtió Louzán.

Esta misma mañana el pleno de la Diputación de Pontevedra debe votar una moción de condena del transfuguismo a propuesta del grupo socialista. Los populares ya votaron en contra en el Parlamento y en la Federación Galega de Municipios e Provincias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de diciembre de 2008