El TSJ avala el cierre de los repetidores de TV-3 por la Generalitat

El Consell ha encontrado amparo en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a su política de cierre de los repetidores de Acció Cultural del País Valencià que distribuyen la señal de TV-3 en la Comunidad Valenciana. El TSJ respalda, según información facilitada por el Consell, la sanción de 300.000 euros impuesta por la Administración autonómica a Acció Cultural por emitir sin la preceptiva licencia. Y respalda, también, el cierre ordenado por la Generalitat en la misma resolución que contempla la sanción económica.

Acció Cultural recurrió la resolución del expediente administrativo. Lo hizo basándose en que la Generalitat no es competente para regular el espacio radioeléctrico, en que se acoge a una norma que tuvo parte de su articulado suspendido por un recurso de inconstitucionalidad, y en que se vulneró la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias.

El TSJ no acepta ninguno de esos argumentos. El tribunal solo contempla que Acció Cultural distribuye una señal sin licencia (hecho que responde a un pacto político que se remonta a hace casi 20 años entre los gobiernos de las dos autonomías). Para el tribunal, que se haya consentido esa distribución de la señal no significa que pueda seguir consintiéndose y, en cualquier caso, no equivale a la concesión de permiso alguno, siempre según el extracto del fallo facilitado por el Consell.

Esa regularización es competencia de la Generalitat, dice el TSJ. Con ello, no solo desestima la argumentación de Acció Cultural de que es el Gobierno del Estado quien organiza el mapa radioeléctrico y concede las frecuencias y que es el Gobierno autonómico el que da permisos a quienes solicitan ocuparlos, sino que concede al Consell la capacidad de sancionar.

Por tanto, Acció Cultural deberá pagar, salvo que prosperara un recurso extraordinario, los 300.000 euros de multa, supuesto para el que ayuntamientos catalanes y valencianos hicieron aportaciones cuando se conoció la multa.

Acció Cultural rechazó ayer pronunciarse sobre el fallo del TSJ. La sentencia llega cuando se ha cumplido un año del cierre -ordenado por el Consell y avalado por un juez- del repetidor situado en La Carrasqueta (Alicante) y después de las clausuras recientes de los que distribuían la señal a las comarcas de La Safor y La Costera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50