Quintana: "El BNG no se ha moderado, pide lo mismo que hace 15 años"

En mangas de camisa, con minimicro de corbata y tono didáctico, se plantó ayer el vicepresidente de la Xunta y portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, en la Facultad de Periodismo, para participar en el "bautismo profesional" de los alumnos de primer curso. Una tras otra, fue respondiendo a la docena de preguntas que éstos le plantearon.

"¿Cómo explica la evolución ideológica del BNG, que pasa de no jurar la Constitución a aprobar los Presupuestos de una fuerza estatal?" "Si me preguntas si el Bloque se moderó, te diré que no. Sigue defendiendo lo mismo que hace 15 años, pero ha aprendido a hacer política, conserva sus principios y los explica para que la gente los entienda". En el aula y ante preguntas sobre el proyecto de la Cidade da Cultura o los beneficios concretos de las políticas de Medio Rural, Quintana apeló al realismo y al elevado número de votantes de PP y PSOE para concluir que la mayoría de la sociedad no reclama una ruptura, a la que él, personalmente, sí se apuntaría.

"¿Teme que el Bloque le cuestione si siguen bajando en votos, pese a tener poder?", espetó un joven. "El primero sería yo, pero esa situación no se dará". Confíó en la gente que conoce ahora la gestión nacionalista y no la "caricatura que hacen sus adversarios". Se refirió a la crisis y se cortó a la hora de definir culpables, aunque los apuntó. "La construcción es de los sectores más afectados, iba a decir que merecidamente, pero lo importante son las personas que trabajan ahí y se pueden ir al paro".

"El Gaiás sigue teniendo cada día más gastos", inquirió otra joven. El vicepresidente explicó su gestión como un mal menor, pero apeló a los contratos blindados que obligan a finalizar la obra.

Quintana aludió a los avances en la atención a dependientes y atribuyó a la "fuerza transformadora" de su organización que asuntos como la dependencia o la energía eólica "estén ahora en los titulares". Dos horas después el coloquio terminó con un aplauso. Quintana lanzó un beso desde la tarima y se prestó a la foto con algún alumno simpatizante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de diciembre de 2008.