Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido grave un policía en la frontera de Melilla

Un subinspector de policía resultó gravemente herido en la cara y cuello y otro agente sufrió heridas leves al ser agredidos con una botella rota por un joven marroquí en la frontera de Beni Enzar que separa a Melilla de Marruecos. El agente, desfigurado, fue evacuado al hospital comarcal donde le dieron 17 puntos. El agresor huyó a Marruecos pero fue inmediatamente detenido, según la agencia marroquí MAP.

Testigos presenciales señalan que el subinspector intentó poner orden en una trifulca de porteadoras y ordenó a un joven que se marchara a Marruecos, pero le desobedeció y le atacó con una botella. Otro agente que intentó auxiliarle se salvó de milagro con heridas muy leves.

Con frecuencia se producen serios incidentes en los accesos a Melilla. El 22 de noviembre, un policía resultó herido por una pedrada. Cinco días antes, una porteadora marroquí murió pisoteada. En septiembre, un centenar de personas intentó linchar al inspector jefe de la frontera, que regresaba a pie de una reunión en Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008