Crónica:PARA EMPEZARCrónica
i

Compra segura por Internet

TIENDAS EN LA RED

No hay nada más cómodo que hacer la compra sentado en el sillón de casa, con todo tipo de catálogos y probablemente con ofertas especiales, al alcance de un simple clic de ratón. Es la ventaja de comprar por Internet, algo muy sencillo, y si se observan unas mínimas normas, con total seguridad. Muchas de las tiendas en las que se compra habitualmente de forma presencial puede que también tengan tienda on-line. Es el caso, por ejemplo, de los grandes almacenes o de las cadenas de supermercados o hipermercados. Cada día son más, algunas incluso venden exclusivamente en la Red, como Amazon, que empezó siendo una librería y ahora vende de todo, o como Dell, una de las clásicas en la venta de ordenadores. Hay otros sitios muy especiales, como el de subastas eBays, donde se puede conseguir cualquier tipo de objeto a unos precios muy competitivos, sobre todo los de segunda mano. Y no son tiendas que sólo están es España, se puede comprar en cualquiera parte del mundo; eso sí, dependiendo de lo que se compre, es posible que tenga que pasar por la aduana a recoger su paquete previo pago de los impuestos correspondientes.

PAGO SEGURO

La gran inquietud siempre es la seguridad. Los más inexpertos no acaban de fiarse y no ven muy claro eso de dar su número de tarjeta de crédito, pero en realidad no hay que temer tanto, sólo hay que actuar con sentido común. Según Window Snyder, directora de seguridad de Mozilla, hay que extremar la vigilancia en las siguientes cuestiones:

EL SEÑUELO DE LOS ENLACES

Cada día, los timos, las estafas y los ataques fraudulentos (phishing) son más habituales, sofisticados y difíciles de identificar. Una práctica habitual es el envío de correos electrónicos que reproducen con todo lujo de detalles la imagen corporativa de fuentes fiables como las entidades bancarias. Tenga presente que una empresa nunca debe preguntar a sus clientes por sus contraseñas, números de DNI, números de cuenta bancaria o cualquier otro dato sensible a través de servicios de correo electrónico. Si recibe un correo de su banco o de cualquier otra compañía en el que le pidan que pinche cierto enlace para verificar cualquier información, nunca lo haga. La opción correcta sería abrir una nueva ventana en el navegador y acceder a la página directamente.

MANTENERSE ACTUALIZADO

Si su navegador no se actualiza regularmente, será más vulnerable a los ataques. La mayoría de los programas buscan nuevas actualizaciones de forma automática, pero se puede verificar manualmente. En el caso del navegador Firefox, en el menú Ayuda hay un enlace a Buscar actualizaciones. En el caso Internet Explorer, use Microsoft Update desde el Panel de control o vaya a: www.update.microsoft.com para descargar las últimas actualizaciones de seguridad. En el caso de Macintosh, pinche en la manzana de Apple y haga clic en la opción Actualización de software.

USE LA TARJETA DE CRÉDITO

Muchas compañías especializadas en tarjetas de crédito protegen a sus clientes de posibles fraudes de numerosas maneras. Realizar las compras on-line con tarjeta de crédito no sólo es la forma más sencilla de comprar, sino que además, si se produce algún incidente, los daños serán menores. Algunos bancos ofrecen un servicio de tarjeta virtual pensado únicamente para pagar en Internet, lo llaman Cybertarjeta, es gratuita y no hace falta dar los datos personales para obtenerla, con lo que se garantiza la privacidad y el anonimato. Al ser una tarjeta de prepago, se puede recargar con la cantidad de dinero que se desee, entre 5 y 1.500 euros, y luego hacer pagos en Internet como si de una tarjeta normal se tratara.

SITIOS SEGUROS

Otra de las cosas más fáciles de controlar es que la página donde estemos comprando sea segura. Si la dirección web (URL) comienza con HTTPS en vez de HTTP significa que es una conexión segura (S de seguridad), con tecnología SSL, que permite que la información confidencial que introducimos sea enviada al destino de forma segura.

EL SERVICIO PAYPAL

Hay otras formas de hacer pagos, por ejemplo, se puede usar el propio teléfono móvil contratando el servicio Movipay o usando sistemas de pago que sirven prácticamente para todos los sitios y donde sólo tendrá que registrarse una vez. Es el caso de PayPal (www.paypal.com), un servicio de pagos y transferencias de dinero a través de Internet en el que sólo tendrá que rellenar los datos una vez. Recibirá una contraseña de acceso y así podrar gestionar su cuenta gratuitamente. Los pagos los puede ligar a su tarjeta de crédito o a una cuenta corriente, de forma que cada vez que use PayPal para comprar algo en Internet se verá automáticamente reflejado el cargo en la opción escogida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de diciembre de 2008.