Entrevista:SEBASTIAN VETTEL | Piloto de Red Bull y el más joven ganador de un gran premio de F-1 | Personaje

"No puedes copiar a Alonso"

Desde su debú en los karts a la edad de ocho años, Sebastian Vettel se convirtió en una aparición. Era pequeño, delgado, con una dudosa capacidad física, pero pilotaba como los ángeles. Hasta el punto de que Michael Schumacher le vio un día y habló con Gerhard Berger para que le metiera en el programa de promesas de Red Bull. Vettel (Heppenheim, Alemania; 21 años) fue campeón de la F-BMW en 2004, debutó en la F-1 con BMW en Estados Unidos en 2007 como sustituto del polaco Robert Kubica, accidentado en Canadá, y sólo un año después, al volante de un Toro Rosso, se convirtió en Monza en el más joven ganador de un gran premio. En 2009 correrá para Red Bull.

P. ¿Quién es el mejor piloto?

"El placer de llevar un 'fórmula 1' no lo alcanzas con ningún otro coche"
"Si quieres tener un buen amigo en el 'paddock', tráete a tu perro"
"Cuando chocas a 180 km/h, tener o no miedo no cambia las cosas"
Más información

R. Es difícil juzgarlo. Los mejores son Alonso, Raikkonen, Kubica y Hamilton.

P. ¿Y usted?

R. No me gusta juzgarme. Que sea otro quien lo haga.

P. Tras un mal inicio, la temporada ha acabado de forma increíble para usted.

R. Al final, logramos una victoria y sumamos muchos puntos. Hicimos un trabajo fantástico: sextos en constructores y octavo en el Mundial de pilotos. No hay que olvidar que éramos muy modestos. Nuestro presupuesto difería bastante del de los grandes, pero fuimos capaces de ganar a los mejores.

P. ¿Qué cambió tanto en el equipo en la última parte del campeonato? ¿Les dieron el mejor motor Ferrari?

R. Hubo más motivación y otra mentalidad. El motor de Ferrari fue muy bueno. Pero, sinceramente, no creo que fuera decisivo. La normativa es muy rigurosa para todos. Creo que no hay grandes diferencias entre el mejor y el peor motor.

P. ¿Le parece normal que Alonso no esté en Ferrari o McLaren?

R. ¿Qué es normal en la F-1? Fernando ha demostrado que es uno de los mejores pilotos y ha corrido para los mejores equipos. Pero ahora ha vuelto a Renault y la escudería no es la mejor. Ha elevado mucho su nivel este año y veremos dónde está en 2009. El año próximo habrá sorpresas. ¿Quién sabe? Tal vez el equipo a batir sea Toyota y Renault vuelva a estar arriba. Es impredecible.

P. ¿Cree que los cambios técnicos en 2009 pueden cambiar la jerarquía actual?

R. Es posible, pero no fácil. En los últimos diez años ya ha habido cambios importantes y Ferrari y McLaren han seguido arriba.

P. La temporada de Red Bull fue bastante peor que la de Toro Rosso ¿Cree que ha hecho un buen cambio?

R. Difícil de predecir. Volveremos a los neumáticos slicks, hemos perdido ya el control de tracción, cambian las aerodinámicas, se introducirá el KERS, los coches no serán los mismos... Así, pues, resulta difícil decir qué pasará el año próximo. Sólo espero que ambos equipos estén arriba.

P. ¿Cuál es su máxima aspiración en la F-1: ser campeón o correr para Ferrari?

R. Ser campeón del mundo. Pero, siendo realista, no puedes serlo si no dispones de uno de los mejores coches. Y Ferrari ha demostrado que sabe fabricarlos. Por descontado, sería un sueño poder pilotar en el futuro uno de estos coches.

P. ¿Cuál es la mayor diferencia entre la F-1 y las demás categorías?

R. El placer de llevar un fórmula 1 no lo alcanzas con ningún otro coche.

P. ¿Cómo es su relación con Michael Schumacher?

R. Le conozco. De niño, era mi ídolo. Sigue siéndolo. Es una gran persona, nada arrogante. Le aprecio mucho, pero no pretendo imitarle. Cada uno tiene que seguir su camino con su estilo propio. Nunca puedes copiar a Alonso o Schumacher. Fernando es y será siempre él y, cuando venga alguien detrás, no habrá un nuevo Alonso. Igual que con Michael. No habrá nadie como ellos. Son irrepetibles.

P. ¿Tiene amigos en la F-1?

R. Si quieres tener un buen amigo en el paddock, tráete a tu perro [sonríe]. Es mi trabajo. Claro que me relaciono y hago amistades.

P. ¿Ha tenido miedo alguna vez?

R. Chocar contra el muro a 180 kilómetros por hora no es reconfortante. En un momento así, tener o no miedo cambia poco las cosas. Pero es evidente que lo sientes.

P. ¿Qué le pareció el final de temporada en Brasil?

R. ¡Fue un resultado fantástico! Vivir la decisión en la última carrera, en la última vuelta, en la última curva y con sólo un punto de diferencia entre el primero y el segundo... No podía ser mejor para la F-1. Ambos se merecían ganar. Massa hizo una gran carrera y Hamilton peleó hasta el final. Fue dramático que fuera precisamente en Brasil. Cuando adelanté a Hamilton, no sabía que le estaba quitando el título. Después, Lewis pasó a Glock porque éste no tuvo ninguna opción de defender su posición. Hamilton sufrió. ¡Y yo acabé por delante del campeón del mundo!

Sebastian Vettel, durante los últimos entrenamientos de fórmula 1 en Montmeló.
Sebastian Vettel, durante los últimos entrenamientos de fórmula 1 en Montmeló.GIANLUCA BATISTA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción