Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza anticipar la deducción para las hipotecas

El Partido Popular aplicó ayer el rodillo sin contemplaciones en el debate en comisión de la ley de medidas fiscales, más conocida como ley de acompañamiento de los presupuestos para 2009. Los diputados del PP rechazaron la propuesta del PSPV para anticipar la deducción prevista para los contribuyentes cuyas hipotecas se disparen debido a una hipotética subida de los tipos de interés. La propuesta del Consell es aplicar esa deducción en la declaración de la renta de 2010. El PSPV solicitó que se aplicara en la próxima declaración y Gerardo Camps, consejero de Hacienda, aseguró ante el pleno de las Cortes que "estudiaría" el asunto.

La socialista Cristina Moreno defendió el adelanto: "Si el PP cree de verdad que las desgravaciones fiscales sirven para algo y se siente en la obligación de ayudar a los valencianos y valencianas, que ahora sufren momentos difíciles por la crisis, deberían ejecutarlas cuanto antes". Pero José Marí Olano, portavoz del PP, replicó sin tapujos. "Nosotros estudiamos las cosas, no como [José Luis Rodríguez] Zapatero, que es capaz de mover el 1,1% del PIB nacional en dos horas". Marí aludía así al acuerdo adoptado ayer por el Gobierno central y anunciado el jueves por Zapatero para destinar 11.000 millones de euros a obras públicas que ejecutarán las Administraciones locales.

El debate no brilló precisamente por su altura. Mireia Mollà, de Compromís, denunció como "un engaño" y "una trampa" la introducción del silencio administrativo negativo en la tramitación de las solicitudes de prestación de las ayudas previstas por la ley de Dependencia. César Augusto Asencio replicó que ese silencio ya está regulado como negativo en muchas otras comunidades autónomas debido a la complejidad de las valoraciones de los grados de dependencia.

Francesc Signes, del PSPV, denunció la modificación sin preaviso del decreto ley del pasado mes de junio sobre fomento de la vivienda protegida que es el único que han logrado pactar populares y socialistas. "Se supone que ese decreto era la base de un gran pacto urbanístico y ustedes lo modifican sin siquiera consultar", denunció Signes. Marí Olano se limitó a cuestiones técnicas y sugirió que la modificación prevista, que libera a la Generalitat de la cesión de suelo cuando acomete el desarrollo de parcelas industriales, "no afecta a la esencia nuclear" del decreto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2008