Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un equipo en camilla

Sólo cinco jugadores del Madrid no se han lesionado esta temporada

"Estoy bien. El sábado juego", contestó ayer Higuaín cuando sus compañeros, de vuelta a la ciudad deportiva, le preguntaron cómo seguía su recuperación. Pero una cosa son los deseos y otra la realidad. El ex de River, que el pasado sábado contra el Recreativo sufrió un esguince en el tobillo izquierdo, quiso corretear por el césped de Valdebebas junto a Robben y Cannavaro -que volvieron a trabajar con el grupo- y el resto de compañeros, pero empezó a cojear y tuvo que levantar bandera blanca. El único que no lo vio fue Gabi Heinze. El argentino ha sido el último en sumarse a la larga lista de lesionados del Madrid. El martes, en el partido de Liga de Campeones contra el BATE sufrió una dura entrada que el miércoles se transformó en un "hematoma en el tríceps sural", según el parte médico. El tiempo de baja estimado por los galenos es de unas tres semanas.

16 futbolistas han sufrido 21 lesiones, 13 de ellas musculares

Heinze ha sido el último en caer, el martes. Estará tres semanas de baja

El defensa argentino formaba parte de los indemnes, es decir, del pequeño grupo de jugadores que todavía no han pisado la enfermería blanca. Sólo hay cinco futbolistas de la plantilla que desde el inicio de la temporada no han figurado en ningún parte médico: Casillas, Drenthe, Marcelo, Javi García y Van der Vaart. Schuster dice no encontrar explicación a la plaga de lesiones. El técnico asegura que no es cosa de la preparación ni de los entrenamientos. "Siempre ha habido lesionados pero esta temporada son muchos y en muy poco tiempo y no es normal. El 95% de las bajas se ha producido durante los partidos por golpes y choques con lo cual no creo que tenga nada que ver con el tipo de entrenamientos que llevamos", comentó el sábado después de perder a Higuaín contra el Recre.

Desde que empezó la temporada en el Madrid 16 jugadores han tenido problemas físicos. Algunos de ellos, como es el caso de Van Nistelrooy, Sneijder, Guti, Robben y Diarra se han lesionado dos veces. Algunos de ellos, como es el caso de Robben (siete lesiones en los últimos 14 meses) han tenido que retirarse incluso durante el calentamiento de un partido. Y otros, como es el caso de Guti, han sufrido una recaída durante la fase de recuperación. Eso hace que el Madrid haya tenido 21 bajas en los últimos cuatro meses. De ellas, más de la mitad (13), algo más del 60%, son por males de tipo muscular.

A Schuster, que sigue preguntándose el porqué de tanto ir y venir de camillas en la enfermería de Chamartín, no le salen las cuentas. Menos aún en la temporada en que ha decidido dar carta blanca a Walter di Salvo, responsable de la preparación física, y a su programa de rotaciones para, precisamente, prevenir el cansancio y el sobreesfuerzo que causan las lesiones. Si se tienen en cuenta los partidos disputados en las tres competiciones (12 de Liga, 5 de Champions y 2 de Copa) al técnico alemán le ha salido 1,10 lesionados por partido.

"Es cierto que las lesiones musculares son demasiadas. Pero el trabajo de los médicos es hacer diagnósticos y curar las patologías y no dar explicaciones sobre las causas ni tampoco analizar la preparación física", comentó ayer Yolanda Erburu, la portavoz de Sanitas, la empresa que desde el pasado mes de julio se encarga de los servicios médicos del conjunto blanco. "Las lesiones por golpes como la de Heinze entran dentro de lo normal a lo largo de la temporada. Otras, como la de Higuaín pueden considerarse mala suerte. Las demás quizás tengan que ver con la preparación física o la elasticidad muscular de cada jugador. Pero eso tiene que analizarlo el preparador físico", comentó Juan Carlos Hernández, uno de los médicos del club. Este periódico intentó ayer ponerse en contacto con el responsable de la preparación física, sin éxito.

Comprueba cuál es la popularidad de la plantilla en el ranking del Real Madrid (lalistaWIP)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008