La Junta se declara desbordada ante la avalancha de inmigrantes en Jaén

El Foro Social pide un plan de emergencia tras saturarse los albergues

La avalancha de inmigrantes llegados a la provincia de Jaén en los últimos días ha desbordado todos los dispositivos de atención de las administraciones públicas y las organizaciones sociales. Las 800 plazas que ofertan los albergues que hay en una veintena de municipios no son suficientes para acoger a todos los temporeros extranjeros que han arribado procedentes de Cataluña y el Levante pensando que encontrarían trabajo en la recolección de la aceituna, algo que no está siendo así.

Mientras, la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Teresa Vega, admitió que la situación desborda a la Administración, aunque confió en que se trate de un repunte puntual que, a su juicio, debe cesar en los próximos días, coincidiendo con el inicio de la campaña de recogida de la aceituna. "Nos afecta el drama social, pero desde las instituciones no siempre se puede resolver todo".

Aunque los albergues intentan aliviar la presión pagando billetes para que los inmigrantes vuelvan a sus lugares de origen, son más los que llegan que los que se van, por lo que en algunas localidades la situación adquiere tintes de dramatismo. El Foro Social de Jaén ha pedido un plan de emergencia para dar respuesta a las decenas de personas que no tienen un techo bajo el que dormir.

El Ayuntamiento de Úbeda ha abierto, por tercera noche consecutiva, el pabellón polideportivo esgrimiendo razones humanitarias. Antonio del Moral, responsable del dispositivo de Cruz Roja, aseguró que ayer había unos 400 inmigrantes en la ciudad, cuando apenas hay 150 plazas, cifra que le lleva a sospechar que han sido "mal informados". "Estamos desbordados, nuestros medios son limitados", apostillaba Francisco Moreno, de Cáritas, organización que repartió 384 cenas.

La situación no pinta mejor en la capital jiennense, donde las 200 plazas están completas hace días. Ayer un grupo de inmigrantes se concentró ante el Ayuntamiento para exigir la apertura de centros municipales donde cobijarse. La respuesta fue habilitar 100 nuevas camas más en el antiguo albergue. El Foro Social, compuesto por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), la asamblea local de IU, el sindicato Ustea y la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) ha planteado como alternativa la apertura del pabellón polideportivo de La Salobreja, cercano al albergue. "Es una situación de emergencia que requiere de una respuesta humanitaria urgente", exponen.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS