Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ventanilla para reclamar el uso del valenciano

Font de Mora presenta la campaña Junts en valencià, naturalment!

Escola Valenciana, integrada por 24 asociaciones que pretenden normalizar el uso valenciano, conmemoró ayer en Alicante, ciudad en la que el 23 de noviembre de 1983 se aprobó la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià (LUEV), el 25 aniversario de esta ley. Por este motivo anunciaron la puesta en marcha de una oficina de derechos lingüísticos que pretende ser "un servicio para los ciudadanos a los que se les niega por algún motivo el derecho a vivir en valenciano", según explicó el presidente de Escola Valenciana, Diego Gómez. En esta oficina se facilitarán modelos escritos para formular quejas y denuncias relacionadas con la vulneración del derecho de los valencianos a utilizar su lengua. "Todavía hoy se dan muchos casos de discriminación o vejación desde algunos estamentos por el simple hecho de hablar en valenciano", dijo Gómez, quien se refirió al reciente caso de un vecino de Dénia que "fue insultado por la Policía Nacional" por utilizar esta lengua. La oficina de Derechos Lingüísticos incluye el asesoramiento jurídico gratuito en materia lingüística a las personas que lo solicitan. "Nosotros no imponemos nada a nadie, lo único que queremos es que quien quiera habla, escribir, leer, aprender, informarse, divertirse, en definitiva, vivir en valenciano, pueda ejercer su derecho a hacerlo sin que ningún estamento se lo impida", aseguró el responsable de la entidad.

En paralelo, el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, presentó ayer una nueva campaña de promoción del uso del valenciano para impulsar esta lengua "sin tapujos ni timidez y con orgullo". El lema de la campaña es Junts. En valencià, naturalment!. El consejero admitió que la Llei d'Ús, a grandes rasgos, "puede continuar plenamente vigente" veinticinco años después, aunque la "espectacular ola inmigratoria" hacia la Comunidad ha cambiado el contexto de aplicación de la ley, "pero la integración es posible también en valenciano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 2008