Dos jóvenes de Vigo denuncian acoso a través de Internet

Dos denuncias concretas parten de Vigo pero además de Martah y Linda17, los nombres figurados de dos adolescentes pontevedresas de 15 y 16 años, la brigada de delitos informáticos del Cuerpo Nacional de Policía investiga decenas de delitos que se suceden en los chats de Internet. El caso de Martah y Linda17 sucedió en una de las múltiples comunidades que se reparten por la Red. Después de entablar conversaciones con otros jóvenes sobre música y televisión, ambas menores recibieron la misma oferta de un desconocido: 20 euros de recarga en el móvil a cambio de desnudarse ante la cámara del ordenador. Ambas rechazaron la propuesta, abandonaron la sala y se debaten ahora sobre si llevar o no su caso a los tribunales.

Fuentes de la Brigada de Delitos Informáticos no ven delito en este ofrecimiento, dado que la edad de consentimiento sexual en España se sitúa en los 13 años. "Sí lo habría si las chicas aceptasen, alguien grabase la escena y luego las imágenes se utilizasen para extorsionar a las jóvenes". Ese fenómeno, el grooming no es nuevo para este cuerpo especializado de la Policía. Se trata de episodios de acoso, amenazas y coacciones por parte de "personas que acceden a la red, encuentran cibersexo y luego utilizan las imágenes para extorsionar". La policía asegura que son perfiles fáciles de perseguir porque operan desde sus propios ordenadores.

Los agentes han descubierto en las mismas comunidades virtuales estafas en el sentido opuesto. Mayores que se camuflan bajo nicks de adolescentes para ofertar sexo a cambio de llamadas de teléfono por las que un puñado de empresas facturan luego cantidades millonarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de noviembre de 2008.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete