Puig llama a la calma a CDC tras la reunión Duran-Montilla

En Convergència Democràtica existe el convencimiento de que la reunión entre José Montilla y Josep Antoni Duran Lleida de la semana pasada no es más que una trampa del Partit dels Socialistes para evidenciar las diferencias entre Unió y Convergència. Pero ello no ha impedido que sus principales dirigentes, con Artur Mas en cabeza, se hayan rasgado las vestiduras en público por lo que consideran un acto de "subordinación" de Duran al PSC y una "deslealtad" del dirigente democristiano hacia sus socios de federación.

Felip Puig, número dos de CDC, intentó ayer pasar página al asunto. En una entrevista en RAC-1, Puig admitió que su partido se ha excedido en la respuesta al encuentro de Duran con Montilla. "Desde dentro de CDC seguramente hemos mordido el anzuelo allí donde quería el PSC desviar la atención", afirmó. Puig, habitualmente poco afín a la línea de Duran Lleida, hasta defendió esta vez la actuación del democristiano. En la línea de evitar nuevas tensiones, Duran y Artur Mas coincidirán hoy en Madrid en una conferencia que pronunciará Jordi Pujol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50