El Círculo se tiñe de 'azul Obama'

Cientos de seguidores del candidato demócrata de EE UU se citan en el centro cultural

Lo de ayer en el Círculo de Bellas Artes fue toda una manifestación de adoración hacia el hombre que representa "el cambio" en Estados Unidos, Barack Obama. La cita de los demócratas era a las once de la noche. Gran cola de entrada. Y a las 0.30, cientos de personas abarrotaban el hall y la cafetería del centro cultural madrileño. Una mujer cantaba el himno estadounidense desde un escenario y daba paso a la música en medio de un ambiente de fiesta y una perfecta imitadora de Sarah Palin que hacía de maestra de ceremonias. Había banderas, globos azules, rojos y blancos, estrellas... La panoplia de objetos del candidato demócrata también llegó a Madrid. Una pantalla gigante y otras de plasma conectadas a CNN, y hasta una orquesta rodeada de los carteles del Yes we can (Sí podemos), se convertían en los centros de la reunión. El Círculo se tiñó de azul Obama. Los ciudadanos estadounidenses de la capital dieron el resto frente a una pantalla convertida casi en oráculo.

"Esperamos que cambie la economía, que mejore el país. Tenemos mucha esperanza". Era Lynlee Hardesty, una estudiante americana. El 4 de noviembre les había pillado en Madrid. Procedentes de Carolina del Sur, donde la resaca de las tensiones raciales de antaño todavía perdura en algunos de sus habitantes. Sin embargo, la generación de estos chicos es la del cambio encarnado en Obama. Anoche, en el Círculo había muchos de ellos, de los que ya se dijo que serían clave en las elecciones.

Chaplin, de 50 años, una mujer de Virginia residente en Madrid desde hace 20, se acercó al Círculo con sus amigas vestida para la ocasión, con los colores de los demócratas. "Son las elecciones más emocionantes después de Nixon y Kennedy", confesó. "El hecho de que el aspirante a presidente sea negro indica lo que ha cambiado nuestro país".

Los primeros datos de las primeras encuestas llegaron de Kentucky, Ohio e Indiana; en los dos primeros Estados daban vencedor a McCain, y en el tercero, a Obama, pero los gritos de júbilo resonaron en el Círculo. Incluidos los de la presidenta de los demócratas en España, Alana Morceri: "Si ganamos en Indiana, ganamos las elecciones".

Entretanto, en Casa de América, la Embajada americana celebraba su propia reunión con otros colores. Juan Fernando López Aguilar o la secretaria general de los socialistas, Leire Pajín, Margarita Robles, José Bono o Sánchez Melgar, y personalidades de distintos ámbitos, en una reunión mucho más neutral y menos festiva, informa Pablo Guimón. La cuota republicana de la ciudad seguía así, sin euforias, los resultados de las votaciones en EE UU. El grito de una noche histórica (también en Madrid) lo protagonizó un hombre cubano: "¡Black power!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50