Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La educación no tiene que ver con la categoría"

El Athletic critica las palabras y actitudes de Schuster, Mijatovic, Marcelo y Pepe

La intrahistoria del Madrid-Athletic tuvo muchos guiones en el estadio Bernabéu. Orbaiz, jugador de referencia del Athletic, los resumió en una frase: "La educación se tiene o no se tiene, da igual la categoría que tengas". Aludía al corte de mangas que el técnico madridista, Bernd Schuster, hizo tras el tercer gol de su equipo. Los jugadores rojiblancos que estaban en el campo no se dieron cuenta de esta circunstancia, pero sí los del banquillo.

Las declaraciones del director deportivo madridista, Pedja Mijatovic, sobre la persecución arbitral tampoco cayeron bien en el vestuario bilbaíno. Orbaiz lo resumió ayer con otra reflexión. "Creo que es la típica guerra Barça-Madrid. Ayer nos tocó a nosotros de por medio, pero mañana les tocará a otros equipos. Siempre estamos con la misma historia y así va a seguir siendo. Parece que esto se juega para ver qué hacen dos equipos y que los demás estamos de comparsas", aseguró el centrocampista navarro.

Iraizoz: "No se le da la importancia debida al 'fair play' en todos los estamentos"

Los futbolistas atendían a otros asuntos más internos que, poco a poco, se fueron revelando más allá de las cámaras de televisión. Extrañó el gesto que Iraola, un chico poco dado a la exaltación, dedicó a Marcelo tras marcar el penalti que suponía el 2-2. Todo venía a cuento de que, según Iraola, el brasileño pateó el punto de penalti antes de que el guipuzcoano lanzara en un acto más propio de la Regional que de la Primera División.

No fue el único ejemplo de las malas formas de las que se quejaron los rojiblancos, que también lamentaron el despectivo gesto de Pepe a Garmendia, recordándole que él gana mucho más dinero que el delantero del Athletic, tras un lance del juego.

El partido, pues, descendió a los infiernos más allá incluso de los errores arbitrales o la tensión del resultado hasta el último minuto. El portero del Athletic, Iraizoz, también lamentó las declaraciones de Mijatovic: "Cada uno barre para su casa como le da la gana. Si ellos quieren hacer eso y creen que así pueden conseguir algo de los árbitros o de la Liga o de lo que ellos quieran, es cosa de ellos". En cualquier caso, Iraizoz puso un punto de esperanza. "En el campo somos señores y nos tenemos que respetar. Eso es lo más importante en el fútbol y a eso no le dan mucha importancia todos los estamentos. No hacen mucho hincapié en el fair play y todo lo que tiene que ver con la deportividad, que yo creo que es más importante que lo demás", reflexionó especialmente dolido. "Nunca me había pasado nada igual, pero ya pasó", añadió; "y espero que no me vuelva a ocurrir, que sólo tenga este recuerdo y que no vuelva a ver cosas así en un campo de fútbol".

Al final, en Lezama, la preocupación era mayor por otro motivo: el Athletic es el penúltimo en la clasificación y aún le queda por recibir el sábado al Villarreal para culminar su peor mes de octubre antes de retomar su Liga particular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de octubre de 2008