Reportaje:

Vuela El Cuco, llega Camacho

Osasuna rompe con 11 años de estabilidad y despide sorprendentemente a Ziganda

José Antonio Camacho será el próximo entrenador de Osasuna y debutará ante el Sporting el domingo. Una decisión que supone cierta sorpresa por su pasado: un madridista en el estadio Reyno de Navarra no responde a una casuística probable, aunque las relaciones entre ambos clubes en los fichajes y las cesiones de futbolistas han sido fructíferas hasta convertir la ciudad deportiva del Madrid en una segunda cantera osasunista. El ex seleccionador nacional y ex entrenador del Rayo Vallecano, Espanyol, Sevilla y Benfica sustituye a un icono rojillo, Cuco Ziganda, sorprendentemente destituido tras una semana sin fútbol.

Las complicaciones surgidas a raíz de la herida provocada por el Racing en la última jornada de Liga han desembocado en el despido de Ziganda. Los cuatro puntos cosechados en las primeras seis jornadas, todos ellos tras empates (con el Villarreal, Mallorca, Deportivo y Numancia), colocaban a Osasuna al borde de los puestos de descenso y al técnico en la cuerda floja. Cuerda que ha terminado por romperse y que ha dejado obsoleto el crédito de El Cuco.

"Ha sido de un día para otro. No intuía nada", se lamenta el técnico destituido
El ex seleccionador tendrá que ganarse a la grada por su pasado madridista

La frialdad de los números contextualiza la decisión: cuatro puntos de 18 posibles, dos goles a favor y cero victorias. Aun así, para Ziganda ha llegado por sorpresa. "Me ha sorprendido un tanto. Sabía que el tema estaba mal porque no venían las victorias y los entrenadores estamos en la cuerda floja. Ha sido de un día para otro y no intuía nada, pero ha llegado así y estamos muy tristes", comentó.

El que fuera baluarte del equipo navarro en la década de los 90 habla en plural porque junto con él deja el cargo el que ha sido su segundo entrenador, Jon Andoni Goikoetxea. Con él ya son dos los nombres que encabezan la lista de entrenadores destituidos en Primera División en lo que va de curso. El primer puesto lo ocupa Manuel Zambrano, ex técnico del Recreativo.

Con Ziganda al frente, Osasuna cierra un periplo de tres temporadas en las que se ha codeado tanto con los equipos de la parte alta de la tabla como con aquéllos que terminaron por descender.

Ziganda llegó al banquillo del primer equipo tras formarse como entrenador durante cinco temporadas (desde 2003 hasta 2008) en Osasuna Promesas, conjunto de las categorías inferiores en el que se desarrolla el potencial futbolístico de los jugadores provenientes de la cantera de Tajonar. En su debut como entrenador de Primera División, en la temporada 2006-07, alcanzó la primera semifinal europea de Osasuna en su historia en la Copa de la UEFA y clasificó al equipo en la decimocuarta posición de la Liga, lejos de los puestos de descenso. La cruz, sin embargo, la encontraría en la siguiente. En la campaña 2007-08, los rojillos rozaron el descenso en la última jornada, en la que perdieron además contra el Racing también por un solo gol. Sin embargo, evitaron la pérdida de categoría gracias a la victoria del Mallorca sobre el Zaragoza.

Aquello dejó en la directiva una incertidumbre que ha terminado por aflorar en un club que hasta la fecha se podría calificar de paciente, ya que la de Ziganda ha sido la primera destitución de un entrenador osasunista, en plena temporada, desde hace 11 años y medio. Fue en 1997, cuando el presidente, Juan Luis Irigaray, ordenó que Miguel Sola dejase de ejercer cuando tan sólo restaban cinco partidos para la conclusión del campeonato. Aquella situación dista mucho de la actual. Osasuna militaba en Segunda División y peleaba por evitar el descenso a Segunda B. Nada que se asemeje a la actual.

Desde que Patxi Izco llegó a la presidencia del club, en 2002, por el banquillo del Reyno de Navarra -entonces El Sadar- desfilaron también Miguel Ángel Lotina, con quien el equipo ascendió a Primera, y Javier Aguirre, que lo clasificó cuarto, en posiciones de Liga de Campeones, y que también tuvo que pelear después por evitar el descenso.

Camacho, que será presentado hoy, es la alternativa. La directiva tenía tomada la decisión a falta de concretar el acuerdo final con un entrenador que emparenta con las raíces históricas del equipo osasunista (entrega, fe y convicción), pero que tendrá que ganarse a una parte de la grada a la que se le atraganta su pasado.

Ziganda sale de su despacho en la sede del club tras ser destituido.
Ziganda sale de su despacho en la sede del club tras ser destituido.EFE
Esta tarde en rueda de prensa, José Angel Ziganda, que hoy mismo ha sido destituido como entrenador del Osasuna, ha asegurado que la decisión de la Junta Directiva le ha sorprendido y, aunque ha señalado que está "triste", ha aceptado el relevo en el banquillo con elegancia. "Ha sido de un día para otro y no intuía nada, pero ha venido así y estamos muy tristes", ha dicho Ziganda a los medios. El hasta ahora técnico del Osasuna ha explicado que el presidente, Patxi Izco, le ha argumentado razones de malos resultados para explicar su destitución; "No hemos ganado y se necesitaba un cambio. No hay que dar muchas más razones", ha dicho. Ziganda ha deseado "toda la suerte del mundo" a su sustituto, probablemente, aunque todavía sin confirmar, el ex seleccionador nacional José Antonio Camacho: "Como socio que me quedo, va a ser el mejor entrenador y, si es otro, también será el mejor entrenador".AGENCIA ATLAS
Tras la repentina destitución ayer de Cuco Ziganda el equipo navarro ha presentado hoy al sustituto con el que pretende levantar el vuelo. José Antonio camacho tiene muy clara la estrategia a seguir "Viendo los números de Osasuna lo que intentaremos mejorar es en el gol".VNEWS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50