Aguirre no explica el coste del estreno de los Teatros del Canal

El gerente de la empresa pública admite que el acto rondó el millón de euros

Sin el IVA, 407.354 euros. Ésta es la única cifra que ayer asumió haber pagado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en la inauguración de los Teatros del Canal de Isabel II. Pero se refiere sólo al coste del espectáculo A, dirigido por el músico Nacho Cano, con quien el Gobierno regional, a través de su empresa pública de aguas, firmó un contrato el 15 de julio, según Aguirre. Contrato que no mostró. Del resto del estreno, nada.

Y ya es algo. El 25 de septiembre el vicepresidente Ignacio González, que también dirige la empresa pública, afirmó: "El Canal no ha pagado un solo euro".

Los documentos en poder de EL PAÍS, publicados el pasado 23 de septiembre, muestran que el coste de todo el acto -el musical más el convite que le siguió- fue de casi 1.229.000 euros.

El gerente afirma, 10 días después, que el convite lo pagaron las constructoras

Más información

Tanto González como la presidenta regional eludieron ayer responder a las preguntas que le formularon en la Asamblea de Madrid la portavoz de IU, Inés Sabanés, y el diputado socialista José Antonio Díaz, sobre quién pagó, o qué argucias se utilizaron para evitar pagar el resto de costes del acto de inauguración, celebrado el pasado 22 de septiembre, con 900 invitados.

"Cualquier fiesta y cualquier gasto de esas características no sólo es un despilfarro en un contexto de crisis, sino que es profundamente injusto en un momento en que se ha anunciado la privatización del Canal con la justificación de que le falta dinero para inversiones", afirmó Sabanés. Aguirre le contestó después que cuando firmó el contrato "Zapatero ni siquiera reconocía la crisis".

"Si la empresa pública no ha pagado un euro, ¿quién lo ha pagado?, ¿cómo se ha financiado el espectáculo?", planteó Díaz, que recalcó que a pesar de ello en la invitación figuraba la presidenta como anfitriona. No tuvo respuesta en el hemiciclo. González recordó en su intervención el sobrecoste que ha supuesto a las obras de los teatros: "Los 100 millones de euros de más como consecuencia de la mala gestión de la dirección técnica". Era un directo a la yugular del arquitecto Juan Navarro Baldeweg, que el Canal despidió para luego volver a contratar.

La respuesta a la oposición la dio el gerente del Canal, Ildefonso de Miguel, no en el hemiciclo, sino en los pasillos de la Asamblea. Allí De Miguel reveló a los medios, sin aportar documentación, que el acto salió por una cantidad cercana al millón de euros.

La productora Boomerang TV, que organizó el acto según su director, José Manuel Lorenzo, ha negado la cifra de 1,5 millones porque asegura que los documentos que tiene EL PAÍS sólo eran un borrador de contrato. El Canal de Isabel II, al que desde el primer día este periódico le reclamó contrastar la documentación, no ha aportado en este tiempo otros papeles que desmientan la cifra.

Tampoco lo hizo ayer. El gerente de la empresa pública, Ildefonso de Miguel, reconoció la cantidad parcial avanzada por Aguirre (407.354 euros más IVA) y explicó que ha gastado otros 450.000 euros en el patrocinio del musical de Nacho Cano, que en teoría comenzará ahora una gira. Entonces, agregó, "tendrá la presencia y compensación habituales, como los tendrán otros patrocinadores".

El resto del evento, agregó, lo pagarán las constructoras que han levantado los edificios -las empresas ACS, presidida por Florentino Fernández, y OHL, por Juan Miguel Villar Mir-. "Es lo normal, lo habitual y lo que ocurre en cualquier inauguración de obras", puntualizó. Habitualmente las concesionarias de las obras que ejecuta la Comunidad tienen por contrato una obligación (cláusula de hospitality) de abonar el coste del acto de inauguración. Así ha ocurrido con la apertura de las estaciones de metro o los hospitales, según un portavoz del Gobierno regional. De Miguel dijo que desconocía cuánto les habría costado el convite a las constructoras. Pero la cifra asumida por él se acerca al millón de euros.

Que sólo admita haber pagado una parte del contrato tiene una explicación. La Ley de Contratos del Sector Público de 31 de octubre de 2007 obliga a las empresas públicas a convocar un concurso siempre que contraten servicios si superan el límite de 211.000 euros (artículo 16). El Canal no convocó concurso para el estreno de los teatros, según una portavoz. González ha explicado reiteradamente que cuando supieron que Cano preparaba un musical sobre el agua decidieron llevarlo a los teatros para la inauguración. Es decir, que si reconoce el contrato de 1,5 millones, la empresa pública estaría saltándose la ley.

Ahora sólo admiten el contrato con Cano. Porque un acuerdo con un artista no entra dentro del ámbito de la Ley de Contratos del Sector Público. Y no requiere concurso, según un interventor de empresas públicas. "Es un contrato privado", afirma.

Fuera del escándalo de las cifras, se produjo otro político. PSOE e IU tacharon de "muy grave" que no hubiera explicaciones en el hemiciclo. "Esta Cámara necesita una auditoría democrática, porque el PP nunca contesta a nada", afirmó la portavoz socialista, Maru Menéndez. "No nos han dicho la cuantía ni quién ha corrido con los gastos. En una Administración pública es de una gravedad extrema porque en sede parlamentaria no se puede dejar de contestar sobre gastos públicos".

"Nos hemos dirigido a Aguirre con una pregunta clara, que no daba lugar a ambigüedades y nos ha dado una respuesta a medias, que después ha intentado completar el gerente en los pasillos con una explicación poco convincente, que nos deja más incertidumbres", agregó la portavoz de IU, Inés Sabanés. Su grupo va a pedir la comparecencia de González en la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones. Hasta que se aclare todo.

Ignacio González, vicepresidente regional y presidente del Canal de Isabel II, durante su intervención.
Ignacio González, vicepresidente regional y presidente del Canal de Isabel II, durante su intervención.GORKA LEJARCEGI

Los gastos

- Versión oficial. El espectáculo de Nacho Cano costó 407.354 euros. Se añade el gasto en patrocinio de 450.000 euros. La cifra del convite, sufragado por las constructoras de los teatros, no figura en las explicaciones oficiales.

- Documentos de EL PAÍS. El estreno costó 1.425.240 euros, IVA incluido. El coste real del espectáculo figura como 484.780 euros, aunque al cliente (el Canal de Isabel II) se le repercutían 654.880 euros. El evento incluía catering para 900 invitados (126.000 euros), las bolsas de regalo (57.000) y las invitaciones (3.280).

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50