Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
11 Congreso del PSPV-PSOE

Pajín insta a huir del "lío interno" y centrar el debate en las ideas

Lerma admite que los socialistas han perdido la batalla de la opinión

"A los que busquen el debate y el lío interno les vamos a decepcionar", advirtió ayer por la tarde la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, durante su discurso en la apertura del XI Congreso del PSPV en Valencia. En todo momento evitó hablar de personas o de nombres, e intentó centrar el discurso en el terreno ideológico. "Además de los equipos interesan las ideas", volvió a repetir, y cosechó un fuerte aplauso del auditorio repleto de cargos y delegados socialistas. "Arranca un tiempo nuevo, es una oportunidad y vamos a aprovecharla. Hemos aprendido mucho de los aciertos y de los errores. Cuando hablamos de nosotros mismos nos alejamos de la gente", advirtió Pajín, que instó a los delegados a salir de este congreso con un PSPV "unido y fuerte, que mire al futuro". La secretaria de Organización, que se estrena en el cargo en este congreso, volvió a insistir y animó al auditorio a "debatir sin miedo" durante estos próximos días para recuperar la sintonía con los ciudadanos. Sin embargo, todos estaban pendientes de las personas y de los equipos. Los pasillos del Palau de Congresos de Valencia eran un hervidero de comentarios y conjeturas sobre los pactos entre candidatos.

Pajín confesó que este congreso es "más especial" que los demás, ya que acude a él como responsable de organización del PSOE, pero mostró plena "confianza" en que el resultado de este cónclave será positivo para la federación socialista valenciana, de la que se siente "muy orgullosa". A lo largo de su intervención, lanzó algunos guiños a los protagonistas del congreso que son los aspirantes a la secretaria general. Por eso destacó el protagonismo de los alcaldes, en referencia a que los dos aspirantes son alcaldes de Morella y de Alaquàs, además de que en la constitución de la mesa tuvieron su papel las alcaldesas de Sax, Ana Barceló, y de Guardamar del Segura, Marylen Albentosa. Luego insistió en centrar el objetivo en los discursos. "Venimos de lejos juntos, y hemos aprendido a luchar por nuestras ideas. Estaremos a la altura", auguró. Pajín dijo: "Saldremos más unidos y más fuertes que ahora, daremos la batalla para cambiar la vida de la gente". Leire Pajín brindó el apoyo de la ejecutiva federal al equipo que salga elegido mañana domingo.

La tarde tuvo también otro protagonista, Joan Lerma, que quiso "despedirse de todos" como presidente de la gestora del PSPV y plantear algunas reflexiones sobre los motivos que han llevado a los socialistas a acumular varias derrotas electorales. El ex presidente de la Generalitat dijo varias veces, para intentar dar ánimo, que un 40% de los votos es un porcentaje "nada despreciable", pero instó a la futura dirección a llegar a la "mayoría social, porque es una necesidad".

Lerma admitió: "El PP nos ha ganado la batalla de la opinión". Y puso como ejemplo el tema de la inmigración. "El PP nos arrebata capas de nuestro electorado", admitió Lerma, que ironizó para concluir: "Tenía intención de presentarme, pero no lo voy a hacer".

Los socialistas valencianos, antes de iniciar su congreso, rindieron un homenaje al escritor Max Aub, quien militó en este partido. Lerma ensalzó la figura de este valenciano "nacido en París, pero con raíces en El Cabanyal". Leire Pajín hizo la entrega del carnet del PSOE a sus hijas, Carmen y Elena Aub, en un emotivo acto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008