Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Ferrol amenaza a IU con romper si persisten sus discrepancias

Los dos socios de gobierno disienten en la reforma de la plaza de Armas

"No nos escandalizaría una ruptura". Con este aviso a navegantes, el alcalde de Ferrol, Vicente Irisarri (PSdeG), advertía ayer a sus socios de IU que estaría dispuesto a gobernar en solitario si persisten las diferencias entre ambas formaciones por la reforma de la plaza de Armas. El ansiado proyecto para remodelar esta céntrica plaza, plagada de grietas y humedades, sobre la que se levanta el consistorio ferrolano, ha destapado serias discrepancias entre ambas formaciones sobre el coste, el tiempo y el modo en que debe ejecutarse la obra. No obstante, la ruptura del bipartito se consumaría sólo si las diferencias son insalvables, algo que ambas partes parecen querer evitar tras 15 meses de gobierno compartido.

La primera sorpresa de los socialistas ferrolanos fue "desayunarse" ayer, en palabras de Irisarri, con un comunicado del Consello Local de EU-IU en Ferrol sobre la reforma de la plaza donde se consideraba que la opción de suprimir el actual ayuntamiento sería "un punto de partida adecuado" al proyecto y que el traslado era una decisión "para madurar" con los ciudadanos. Descontextualizado, incómodo y avejentado son algunos de los calificativos que emplea el Consello Local de IU para referirse al Palacio Municipal de Ferrol, construido en 1953.

En el otro extremo, el PSOE plantea la urgencia de ejecutar la reforma de la plaza en el plazo más breve y prevé llevar la propuesta a pleno la próxima semana, presumiblemente el miércoles, con el gobierno dividido. Irisarri no permitirá "injerencias" de ningún tipo que pretendan "marcar el paso" de la acción del gobierno. "La imagen que se ha tratado de dar es que gobierna la asamblea de IU, y esto no es así y jamás será así". No obstante, el regidor precisó que "no hay que entender esto como un ultimátum". Para iniciar las obras, el gobierno local tiene que aprobar antes el rescate de la concesión de 11 bajos comerciales y el aparcamiento subterráneo que hay bajo la plaza por 2,4 millones de euros. El gobierno aspira a recuperar más de la mitad de ese importe mediante el canon para la explotación de un nuevo estacionamiento, más amplio que el actual para compensar la supresión de plazas en superficie con la peatonalización del casco histórico. La responsable de IU, Yolanda Díaz, primera teniente de alcalde de Ferrol, evitó pronunciarse sobre la polémica.

Las filas socialistas, que dirigen el departamento de Urbanismo, urgen la reforma aunque accedieron a retrasar unos días su debate en pleno a petición de sus socios de gobierno, que apostaban por aplazar la remodelación para abaratar el importe del rescate.

Irónicamente, la remodelación de la plaza de Armas ya enfrentó a la anterior corporación ferrolana (PP e Independientes por Ferrol). En 2006, IF planteó un proyecto para remodelar este espacio que los populares paralizaron en el último momento por presuntas irregularidades en la redacción del pliego de condiciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de septiembre de 2008