Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Antonio Estevan, un gran defensor del medio ambiente

Sus últimos trabajos se dedicaron a la cultura del agua

Antonio Estevan murió el 19 de septiembre de madrugada en Ondara (Alicante), donde vivía, a los 60 años, a causa de un cáncer. Mientras luchó contra él, siempre cuidado por Carmina y Blanca, demostró su gran entereza, lucidez y amor a la vida. A él, que tenía un corazón cálido y tierno como muy pocos, no le gustaba utilizar eufemismos. Nos deja el ejemplo de su permanente disponibilidad, sus claras, lúcidas y comprometidas explicaciones sobre la naturaleza, la sociedad, el medio ambiente y la política de aguas; su discreto afecto y su inmensa lealtad.

Antonio Estevan nació en Madrid en 1948, aunque se consideraba valenciano. Ingeniero industrial, consultor independiente, militante ecologista, socio fundador del Grupo de Estudios e Iniciativas (GEA 21), ha mantenido una activa y comprometida vida profesional en defensa del medio ambiente desde comienzos de los años setenta.

Empezó formando parte de la Asociación Española para la Ordenación del Medio Ambiente (Aeorma), luego de la Asociación Española para la Protección y Defensa de la Naturaleza (Aedenat), de donde pasó a Ecologistas en Acción. Sus últimos años los ha dedicado a promover un cambio de la política de aguas, formando parte, desde sus orígenes en 1997, de la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA). Cumplió un papel esencial en la oposición al Plan Hidrológico Nacional de 2001-2004 y en la oposición y cambio de trazado del trasvase Júcar-Vinalopó 1998-2005, apoyando con su experiencia sociopolítica y su rigor técnico a la Plataforma en defensa de l'Ebre y al colectivo Xúquer Viu.

Ahora trabajaba con un enfoque pionero en el análisis integrado de la energía en los ciclos del agua. A lo largo de toda esta larga trayectoria ha contribuido a la propuesta y aplicación de soluciones innovadoras en materia de transportes, movilidad, ordenación del territorio y gestión de aguas, en este último caso dejándonos la herencia de sus trabajos sobre costes energéticos en el ciclo de vida completo de trasvases y desaladoras.

Recientemente publicó el libro Riqueza, fortuna y poder en una colección que su editor, Paco Puche, llamó "El hilo dorado". En él, Antonio dice: "Tanto en Oriente como en Occidente, el hilo dorado de la búsqueda de la felicidad a través de la autolimitación, ha atravesado todas las épocas y todas las culturas (...), el ecologismo está al final de ese hilo dorado (...), mucha gente seguirá estirando palmo a palmo ese hilo dorado".

Leandro del Moral Ituarte es presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de septiembre de 2008