Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Congreso regional del PP

Música de perdedor dedicada a Gallardón

Una canción de ABBA sobre vencedores y vencidos recibe al alcalde

Cantar y tararear canciones anglosajonas sin tener ni la más remota idea de lo que dice la letra es una costumbre muy española. Es cómodo y divertido. Todos lo hacen. Y a juzgar por algunas letras, a veces es mejor imaginar lo que dicen. Pero quien las escribió eligió un mensaje muy claro para acompañar al ritmo y a la melodía. De ahí la semiótica romántica de dedicar canciones o regalar casetes a novios y novias con canciones que recuerdan a ellos.

Lo que quedó por saber fue quién eligió la sintonía para cada uno

Y eso, la música que la comisión organizadora del congreso dedicó a cada uno de los intervinientes fue la única gran nota de color del cónclave popular de este fin de semana. Gallardón salió malparado, sí. Pero el presidente del PP, Mariano Rajoy, se quedó sin sintonía y tuvo que conformarse con la cansina canción del PP.

ABBA, que se conoce que es el grupo preferido de alguien del partido, fue el encargado de musicar el ascenso al escenario de Aguirre y Gallardón. Pero las canciones elegidas para cada uno decían cosas muy diferentes. Mientras que la del alcalde, el tema The winner takes it all, recordaba que "el ganador se lo lleva todo, el perdedor se ha derrumbado, es simple y está claro, ¿por qué debería quejarme?", la de la presidenta, ¡Mamma Mia!, señalaba: "Yo he sido engañada por ti desde no recuerdo cuándo, pues ya tomé una decisión, debe ya llegar a su fin ¡aquí voy de nuevo!". Mensajes muy diferentes para dos viejos amigos.

Lo malo de la globalización es que cada vez más gente sabe inglés. "La música la ha escogido la comisión organizadora. Llegamos a saber que traduciríais la letra, y quizá no la hubiéramos puesto. No tiene más importancia", explicó ayer una portavoz del partido. La comisión que organizó el congreso la presidía el alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González.

A Alberto Núñez Feijoo le tocó desfilar con The eye of the tiger, la banda sonora de Rocky. El gallego recogió el guante y recordó aquello que bramaba el púgil de Filadelfia: "¡No hay dolor!". Quizá era un guiño a su amigo Gallardón, a quien le han llovido muchos mandobles de los que ayer se sentaban en las filas del auditorio y a quien Feijoo definió como "el mejor alcalde de una capital europea".

Poco después, para la explosiva y radical intervención del presidente de Nuevas Generaciones de Madrid, Pablo Casado, el disc jockey pinchó el Umbrella de Rhiana. El chico, con frases como "eso de La Internacional se cantaba cuando el comunismo mataba a cien millones de personas", fue el único, además de Aguirre, que puso en pie a un auditorio un tanto amodorrado hasta el momento. Pero a la vez avergonzó a algunos compañeros moderados, incluidos algunos miembros de Nuevas Generaciones de otras comunidades.

La idea de la banda sonora, explicó Aguirre, la tuvo el diputado Jorge Moragas durante su expedición a la convención republicana de Minnesota. Y como le gustó, se lo propuso a Aguirre. No hacía falta ir tan lejos: en las bodas, mientras los comensales agitan sus servilletas, hace tiempo que se utiliza la fórmula. Pero dio buen resultado.

Lo que quedó por saber fue quién eligió la sintonía para cada uno de los que subieron al estrado. Al parecer, Moragas sí recomendó a Esperanza Aguirre, vía SMS, que utilizara algo de ABBA. Y le dijo: "Para ti, ¡Mamma Mia!". La flamante presidenta se despidió, ahí es nada, con el tema de Shakira Hips do not lie (Las caderas no mienten).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de septiembre de 2008