El presidente de CEOE destituye al 'número dos' por disensiones

Lacasa se perfila como sucesor

La CEOE está a punto de abandonar el modelo bicéfalo vigente desde que José María Cuevas dejó la presidencia, hace poco más de un año. El presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, ha decidido destituir a su número dos, Juan Jiménez Aguilar, por falta de sintonía entre ambos, según reconoce un portavoz de la organización. Jiménez Aguilar, vicepresidente y secretario general, ha ocupado este último cargo desde 1984. Cuevas le confirió más poderes para continuar en la cúpula de la CEOE con el nuevo líder, un modelo que nunca ha funcionado.

Díaz Ferrán le pidió sin éxito a Jiménez Aguilar que dejara el cargo. Ante la negativa, envió una carta el pasado viernes a todos los miembros del comité ejecutivo de la organización empresarial proponiendo la destitución. Tanto este organismo como la junta directiva deberán aprobar la medida para que sea efectiva. Los dos órganos estaban convocados de antemano ya para mañana.

El problema fundamental ha sido la acumulación de poderes ejecutivos que mantenía Jiménez Aguilar y que, en la práctica, limitaban la capacidad de maniobra de Díaz Ferrán, según fuentes conocedoras de las discrepancias. Más allá de las disensiones personales, el secretario general se ha mostrado más duro con el Gobierno -especialmente en las negociaciones del diálogo social- que el propio Díaz Ferrán, partidario de una línea más conciliadora.

Aunque Jiménez Aguilar cuenta con fuertes apoyos en la organización (entre ellos el de la patronal de pequeñas y medianas empresas, CEPYME), lo más probable es que Díaz Ferrán encuentre el apoyo necesario a su moción. El candidato con más puntos para sucederlo es, según las mismas fuentes, José María Lacasa, hasta ahora responsable del área internacional de CEOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50