El PP debate entre Mayor y Gallardón para la Eurocámara

La mayoría cree que el elegido será el vasco, aunque un sector pide el cambio

Resueltas todas las decisiones internas de calado, al PP sólo le queda ya una incógnita: la candidatura a las elecciones al Parlamento Europeo, previstas para 2009 y claves para el futuro político del partido y de su líder, Mariano Rajoy. El presidente, como es habitual, mantiene un mutismo total, pero por debajo el debate es intenso. Un numeroso grupo de diputados y eurodiputados del sector moderado, entre ellos alguno del País Vasco, considera que Jaime Mayor Oreja, que encabezó la lista en 2004, debe ser renovado.

Más información

"Mantenerlo sería incoherente con el relato que está haciendo Rajoy desde que se reinventó a sí mismo y cambió el partido con caras nuevas, mujeres, jóvenes y moderación por todas partes". Este grupo tiene un candidato, que está, sin que él haya movido aún un dedo, en todas las tertulias internas del partido: Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid.

Es el político mejor valorado del partido, de tirón electoral indiscutible, ha apoyado a Rajoy en el duro proceso precongresual y podría hacer que el PP ganara esas elecciones clave, dicen los que ansían su candidatura. Legalmente, ni siquiera tendría que dejar la alcaldía. Puede sonar raro, pero Teófila Martínez es alcaldesa de Cádiz y diputada, y con las comunicaciones actuales las distancias son similares y la actividad del Parlamento Europeo menor que la del nacional.

Sin embargo, la mayoría de los miembros de la dirección consultados coinciden en que lo más probable es que Rajoy mantenga a Mayor. Por varios motivos. El más importante es el interno. El líder no quiere reabrir las heridas del partido y enfrentarse de nuevo al ala dura, de la que Mayor es el máximo representante.

Después de la dimisión de María San Gil -que dejará su escaño en el Parlamento vasco los próximos días- si Rajoy le cortara la cabeza a Mayor podría reabrir la guerra interna y tendría enfrente al aznarismo -Aznar, amigo del eurodiputado, cenó con él el día de su durísimo discurso en el congreso de Valencia-.

Otro de los motivos es estratégico. El mayor problema del PP, coinciden varios estrategas populares, son los votos que puede arrebatarles el partido de Rosa Díez, UPyD, jaleado por medios conservadores. Con Mayor se evita ese problema, señalan.

Los marianistas no olvidan que Mayor maniobró contra Rajoy y fue muy duro con el líder -le dejó plantado tras pactar una reunión en Génova-, pero aseguran que el líder "sabe olvidar". De momento, Mayor, que había dejado de acudir a varias reuniones de la cúpula, asistió lunes y martes a sendos cónclaves y ya no critica en público el nuevo rumbo del PP, muestra de acercamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de septiembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50