Rambla considera demagógica la congelación de sueldos en política

Barberá deja en evidencia al Consell al mantener los salarios

La obsesión del PP de oponerse a cualquier acción de los socialistas le lleva a conducir a menudo con el piloto automático y, en ocasiones, a salirse de la carretera. Es lo que le ocurrió ayer al vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, quien, preguntado por el anuncio del presidente del Congreso, José Bono, de congelar los sueldos de los diputados, no se detuvo a reflexionar y dijo exactamente lo que pensaba: "Es una medida demagógica.

En estos tiempos de verdaderos problemas son necesarios discursos de más calado económico".

Rambla pide una reunión al delegado del Gobierno por la llegada de pateras
El Consell ampliará las ayudas a las víctimas del terrorismo

Lamentablemente para el vicepresiente, ayer mismo la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, anunciaba la congelación de los sueldos de los cargos municipales, dejando en evidencia a Rambla, quien, seguramente, no cayó en la cuenta de que el propio presidente del PP, Mariano Rajoy, también se había mostrado partidario de la medida. Los alcaldes socialistas de Elche y Gandia también anunciaron la congelación de los salarios de los concejales.

Esta simbólica austeridad le pareció a Rambla demagógica e intentó explicar el porqué: "Si dependiera del sueldo de los altos cargos el despegue de la economía española y valenciana, no sólo nos lo reduciríamos, si no que nos lo quitaríamos", apostilló.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El vicepresidente quiso cargarse de razón cuando recordó que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el resto de altos cargos son un ejemplo de austeridad salarial -Camps, puso como ejemplo Rambla, cobra un 52% menos que Bono-. Dicho esto, el vicepresidente aseguró que el Ejecutivo valenciano elabora para 2009 unos presupuestos "austeros en el gasto" e insistió en que el gabinete tomará en su momento las medidas de ahorro que sean necesarias. El número dos del Consell precisó, además, que de momento no se ha hablado de una remodelación del Ejecutivo autonómico.

Y una cosa llevó a la otra. Rambla fue interpelado por el anuncio hecho hace un año por la presidenta de las Cortes Valencianas, la popular Milagrosa Martínez, quien estrenó el cargo asegurando que se bajaría su sueldo y el del resto de parlamentarios autonómicos como ejemplo de austeridad. Pasado el año esta rebaja no se ha materializado, lo que llevó a Rambla a concluir que, dado que se creó una comisión al respecto para estudiar este recorte, ahora sería un buen momento.

Poco después de la comparecencia de Rambla, la alcaldesa de Valencia dejaba en evidencia al Consell al acordar en la primera junta de gobierno municipal tras las vacaciones congelar el sueldo a los concejales y cargos políticos.Las aportaciones económicas a los grupos municipales del Ayuntamiento de Valencia tampoco subirán, la revisión catastral ya se paralizó antes de las vacaciones e impuestos municipales como el IBI, vehículos, construcción o plusvalías no se incrementarán. Según Barberá, estas medidas pretenden que "haya más dinero en el bolsillo de los ciudadanos y así potenciar el consumo y el dinamismo económico".

En Elche, el regidor socialista Alejandro Soler planteó la congelación de los sueldos y de las partidas presupuestarias relacionadas con las dietas de los cargos electos por asistencia a plenos, comisiones de gobierno, comisiones informativas y consejos de administración de las empresas y sociedades municipales, informa Cristina Medina. También en Gandia, municipio gobernado por el socialista José Manuel Orengo, se apostó por parecidas medidas.

El grupo socialista en las Cortes salió a responder a Rambla y consideró una "indecencia política" que el Consell exija a otras instituciones la austeridad que rechaza en su gestión. Cristina Moreno, portavoz socialista de Economía, recordó que su grupo viene exigiendo desde el pasado junio "la congelación de sueldos de todos los altos cargos de la Generalitat".

El vicepresidente del Consell dejó de lado la delicada situación económica española y valenciana para comentar los excelentes resultados que está teniendo la política de grandes eventos impulsada por la Generalitat. Según Rambla, el GP de Fórmula 1, el próximo campeonato del mundo de Motociclismo o la Volvo Ocean Race, que se celebrará en Alicante, tendrán un impacto económico de 8.000 millones de euros, supondrán 235.000 nuevos empleos (acumulados) y 52 millones de visitas.

La situación de las empresas, como dijo Rambla al comienzo de su comparecencia, preocupa y mucho al Gobierno valenciano. De ahí que ayer aprobase elevar el límite de endeudamiento del Instituto Valenciano de Finanzas -el banco de la Generalitat- en 300 millones de euros, de modo que el límite pasa a situarse en 650 millones de euros. Con esta medida, el Ejecutivo quiere ayudar a las empresas en un escenario de falta de liquidez a financiar proyectos de inversión, renovación de flotas, así como la reestructuración de pasivos financieros. Según Rambla esta ampliación "tiene efectos neutros" sobre el nivel de endeudamiento de la Generalitat.

El Gobierno declaró 2009 el año de la solidaridad, aprobó los estatutos del Centro Superior de Investigación en Salud Pública y anunció acciones legales para que la Administración General del Estado abone a la Generalitat y no a la Tesorería General de la Seguridad Social los servicios prestados por la sanidad pública a las mutuas de funcionarios como Muface o Mugeju o Isfas.

Por último, el gabinete de Francisco Camps dio luz verde al anteproyecto de ley por el que se elevarán las ayudas a las víctimas del terrorismo. Rambla instó además al delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, a que "en lugar de meterse con el PP" incremente las medidas de seguridad ciudadana y evite que Alicante se convierta en la puerta de entrada de inmigrantes ilegales. En este sentido, anunció que el Consell pedirá una reunión con Ricardo Peralta para tratar esta cuestión.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS