Fotonoticia:

La Bestia rompe su encierro

Un público numeroso acudió ayer a la plaza de Oriente para comprobar si la Bestia, ese príncipe malcriado que vive rodeado de objetos animados, es tan fiero. La Bella y la Bestia quiso inaugurar su segunda temporada en el teatro Coliseum con una actuación gratuita al aire libre que no todo el público allí presente pudo ver: el escenario, frente a la estatua de Felipe IV, con el Teatro Real de fondo, estaba rodeado de setos. Media hora y seis canciones. No faltaron La Bella y la Bestia o ¡Qué festín! María Adámuz (Bella) y Pablo Puyol (Gastón) fueron los más perseguidos y al final tuvieron que refugiarse en una carpa huyendo de una multitud de niñas.

GORKA LEJARCEGI

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50