Crónica:Primera jornada de Liga
Crónica
Texto informativo con interpretación

De la Peña lanza al Espanyol

El medio blanquiazul desestabiliza el sistema táctico del Valladolid

Desmañado a la hora de ponerle el punto y final a las jugadas, el Valladolid se empachó de la pelota, al punto que perdió el duelo por indolente. De la torpeza rival se benefició el Espanyol, que apenas elabora las jugadas pero que demostró tener una pegada exquisita. De la Peña, como lanzador, no tiene precio. Castigado por las necesidades económicas del club -vendió el viernes a Riera al Liverpool y a Zabaleta al Manchester City-, se le presumía desnortado al Espanyol. Falso si se atiende a su actuación, en la que se creció ante las adversidades, frente a un Valladolid que de inicio le repasó en el aspecto táctico pero que se atascó en la definición -Ogbeche tiró al palo y Kameni resolvió los apuros finales-.

ESPANYOL 1 - VALLADOLID 0

Espanyol: Kameni; Sergio Sánchez, Jarque, Lacruz, Beranger; Román Martínez (Ángel, m. 70), Moisés Hurtado, De la Peña (Sielva, m. 83); Valdo (Corominas, m. 63), Tamudo y Luis García. No utilizados: Cristian, Chica y Jonathan.

Valladolid: Asenjo; Pedro López, García Calvo, Luis Prieto, Marcos (Ogbeche, m. 75); Aguirre, Vivar Dorado, Rubio, Borja (Kike, m. 46), Sesma; y Goitom (Víctor, m. 46). No utilizados: Justo Villar, Baraja, Óscar Sánchez y Jesús.

Goles: 1-0. M. 48. De la Peña asiste a Luis García, que define en el área.

Árbitro: Ayza Gámez. Mostró la cartulina amarilla a Beranger, Vivar Dorado, Marcos, Kike, Moisés Hurtado y Sielva.

19.350 espectadores en Montjuïc.

Más información
El Espanyol impide entrar a las cámaras de Audiovisual Sport
Todos los equipos de Primera

El Valladolid absorbió el balón hasta que Mendilibar se decidió a quitar a Borja por Kike, lo que liberó de la presión a De la Peña. Sin atosigamientos ni defensas que le tiren el aliento a la nuca, Lo Pelat es único. Necesita medio metro para asistir al hueco, para desestabilizar a cualquier zaga. En esas encontró a Luis García, que resolvió un choque en el que Sielva se convirtió en el debutante más joven de la historia del Espanyol, con 17 años y 20 días.

Vídeo: AGENCIA ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS