Fallece un motorista al chocar contra un quitamiedos en la M-225

Agencias

Un motorista de 39 años murió ayer y su acompañante, una mujer de 38, está muy grave al colisionar la moto en la que ambos viajaban contra un quitamiedos a la altura del kilómetro 14 de la carretera M-225, entre Corpa y Valverde de Alcalá, según fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

El suceso ocurrió hacia las 13.50 cuando, por causas que se desconocen, el hombre perdió el control de la moto y colisionó contra el quitamiedos del kilómetro 14 de la M-225.

Los facultativos del Summa desplazados hasta el lugar no pudieron reanimar al conductor, que presentaba un traumatismo craneoencefálico severo y fracturas en la pelvis y en el tórax, y falleció en el acto. Su acompañante salió despedida de la moto y, tras caer por un terraplén de unos seis metros de altura, siguió rodando, ya que los médicos la encontraron a unos 15 metros del lugar donde ocurrieron los hechos.

Debido al impacto, la mujer tenía un traumatismo craneoencefálico severo y una fractura abierta en el miembro superior derecho, por lo que fue trasladada en helicóptero al hospital 12 de Octubre con pronóstico muy grave.

Atropello en la M-30

Por otro lado, un hombre de entre 30 y 40 años falleció la noche del miércoles al ser atropellado por un vehículo cuando cruzaba por un lugar indebido a la altura del kilómetro 10 de la M-30 sentido sur, en Méndez Álvaro.

Según informaron fuentes de Emergencias Madrid, el atropello se produjo a las 23.30 del miércoles, cuando un hombre cruzaba la calzada por una zona en la que los coches circulan a gran velocidad.

Un primer coche logró esquivar a la víctima, aunque le golpeó con el retrovisor. El hombre cayó al suelo y fue posteriormente arrollado por un segundo coche.

Hasta el lugar del atropello se acercaron los sanitarios del Samur-Protección Civil, que encontraron al hombre tendido en la calzada con múltiples traumatismos mortales de necesidad.

Según las mismas fuentes, la víctima falleció en el acto. Los sanitarios tuvieron que atender al conductor del vehículo, que sufría una crisis de ansiedad, aunque fue dado de alta con posterioridad en el lugar del atropello.

La Policía Municipal se encarga ahora de investigar las causas del suceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50