Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
yo afectado

Buenos días

"Buenos días, señor panadero, ¿me cobra una barra de pan? Le aviso de que me llevo dos, ya ve que voy de legal, así que no me sea quejica"... "Buenos días, señor vendedor de coches, me gusta este coche. Me lo voy a llevar gratis porque el precio está inflado, pero no se preocupe, que lo compartiré y le diré a todo el mundo lo bien que funciona"... "Buenos días, señor jardinero, qué bonitas rosas. Me voy a llevar un ramo para mi novia. Total, por unas cuantas... No se ponga melodramático y déme las tijeras de podar"... "Buenos días, señor con perro, me encanta su perro crestado chino. He buscado uno igual, pero no lo venden en mi barrio. Podría importarlo de China, pero quitándoselo a usted soluciono el problema mucho más rápido. Lo voy a llamar Fermín"... "Buenos días, señor propietario de casa, me voy a quedar en su hogar una temporada. No me sea egoísta, ¿eh? Y tranquilo, que usaré la escobilla cada vez que cague. ¿Cómo funciona el jacuzzi? ¿Tiene mujer? ¿Dónde guarda el whisky?".

Sé que es mejor no hacer ciertas cosas; pero si se hacen es mejor asumirlas, incluso disfrutarlas, nunca justificarse

Ahora sustituye barra de pan, coche, rosas, perro crestado chino y casa con jacuzzi por película (u obra audiovisual). Y sustituye señor panadero, señor vendedor de coches, señor jardinero, señor con perro y señor con casa con jacuzzi por artesano, empleado, currito, propietario o autor. Y sustituye panadería, concesionario, parque, otro parque y hogar por sitio donde robo o Internet. ¿Qué queda?

Tenía siete años, estaba en Almería, íbamos a un cine de verano a ver Las doce pruebas de Astérix. Antes de entrar robé en un supermercado una Pantera Rosa. Me la comí a escondidas en mitad de la película. Me supo a gloria. Nació un chorizo dentro de mí. Sé que es mejor no hacer ciertas cosas, pero si se hacen es mejor asumirlas, incluso disfrutarlas, nunca justificarse. Papá, soy un chorizo, pero te quiero mucho por llevarme tanto al cine (pagando). Quiero pedir disculpas a los que se han sentido ofendidos por llamarles ladrones, gilipollas, incultos y paletos. Rectifico, sólo quería llamarles ladrones. Hala, ya está, cada uno a seguir con lo suyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de agosto de 2008