Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | MERCADOS

La inversión busca nuevas referencias

Los inversores dejaron ayer de lado los problemas del sector financiero estadounidense para prestarle algo de atención a los indicadores económicos.

Los mercados de valores pudieron disfrutar de una jornada de relativa calma que permitió al Ibex 35 recuperar el 0,82% y situarse de nuevo sobre los 11.400 puntos. El índice de los valores medianos subió el 0,94%, mientras que los pequeños registraron un nuevo descenso, esta vez del 0,54%.

Este pequeño rebote de los mercados de valores se tomó con todo tipo de cautelas en la Bolsa española, en la que son mayoría los inversores que piensan que aún es demasiado pronto para pensar en un movimiento que anticipe el posible final de la crisis.

En este sentido, los indicadores alemanes conocidos ayer muestran que la economía europea aún está en la cuesta abajo. El PIB del segundo trimestre bajó el 0,5% y el índice de confianza empresarial descendió en agosto, confirmando así que aquella economía está en pleno enfriamiento.

Por el contrario, en Estados Unidos se publicaron dos datos positivos: la confianza de los consumidores, que creció inesperadamente en agosto, y la venta de vivienda nueva en julio, con una subida del 2,4%.

La relativa calma de los mercados de valores contrastó con los fuertes movimientos de los mercados de divisas, en los que el dólar ganó terreno ante la diferente situación que se vive a ambos lados del Atlántico.

Los altibajos del precio del petróleo, con una ligera subida al final de la sesión, eran otro elemento de duda en una jornada en la que muchos inversores no sabían bien con qué carta quedarse. En realidad, los avances en los valores españoles parecían guardar más relación con la cuantía de los recortes anteriores que con algún plan concreto de toma de posiciones. La inversión a corto apostó por los rebotes y, en muchos casos, se salió con la suya.

La contratación en el mercado continuo se recuperó hasta superar los 2.100 millones de euros. También las operaciones del "mercado abierto" se reactivaron con fuerza para alcanzar casi los 1.800 millones de euros, aunque entre cinco valores movieron dos tercios de esa cifra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de agosto de 2008