Tribuna:QUÉ ES... Transformación responsable | Textos y documentos
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Cambiar para hacer cosas diferentes

El Club Excelencia en Gestión ha introducido en su estrategia el concepto de transformación responsable ya que la consideramos un proceso imprescindible en el futuro de las empresas que quieren ser competitivas.

Entendemos por transformación el proceso que lleva a una organización a realizar actividades distintas que las que históricamente han constituido su foco de actividad para mantener su competitividad; a buscar otros océanos.

No se trata de un mero cambio. Toda transformación implica cambio pero no todo cambio es una transformación. Cambiar productos y servicios ya no es suficiente; hay que llegar a ser distintos y anticiparse. Ya no se trata de hacer las cosas de otra manera o mejor; se trata de hacer otras cosas. Pasamos del Do the things right al Do the right things para mantener los niveles de crecimiento y de rentabilidad.

En los últimos meses venimos observando un cambio en la aproximación de las empresas hacia la responsabilidad social. Hasta ahora la aproximación de las empresas era mirar a la responsabilidad social desde la perspectiva del buen ciudadano, más bien un tema de imagen. Ahora, las empresas miran a la responsabilidad social como una oportunidad de diferenciarse y mejorar sus resultados. Por eso creemos que la idea de la transformación debe de contemplar esta nueva dimensión y así introducimos el concepto de transformación responsable.

En la ejecución del Plan de Transformación Responsable necesitamos, en muchos casos, nuevas capacidades y competencias organizativas por lo que respecta a nuestros empleados porque sólo con las que se tenían hasta ese momento puede ser que no sea suficiente.

Pilotar con éxito un proceso de transformación responsable exige una ejecución excelente y para ello se necesita la implicación del equipo directivo, y persistir en el compromiso con vistas a conseguir resultados. Los directivos tenemos que ser emprendedores en la responsabilidad que tenemos de transformar nuestras empresas. Nuestros clientes valoran cada día más el respeto al medio ambiente, la responsabilidad social.

En este último sentido, las organizaciones son egoístas, y si se plantean una transformación es con el objetivo de lograr la optimización de los resultados económicos. Existen dos tipos de egoísmo: el egoísmo táctico, aquel que busca resultados a corto plazo, que piensa que la responsabilidad social no añade valor a la compañía, en definitiva, un egoísmo que puede llevar al fracaso. Y existe también el egoísmo estratégico, con un horizonte más amplio, que busca resultados más a largo plazo y en este caso hay que tener en cuenta la responsabilidad social. En una transformación responsable este egoísmo es el que debe guiar a la compañía porque la responsabilidad social es una necesidad que añade valor.

Un proceso de transformación responsable exitoso contará con un equipo que sabrá potenciar la innovación, el talento emprendedor y la creatividad en una gestión sostenible y con valores; y contará con unos "agentes del cambio" dinamizadores en los que los mandos intermedios son claves. Y nada de esto funciona si no ejecutas lo que has decidido y lo haces con excelencia para transmitir, con éxito, a la organización no solo el Do the right things sino el Do the right things right. -

Juan Antonio Zufiría es presidente ejecutivo del Club Excelencia en Gestión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS