Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe aérea en Madrid | El día después

Barajas opera con normalidad un día después del siniestro

El aeropuerto madrileño de Barajas retornó ayer a la normalidad, un día después de convertirse en el escenario de uno de los episodios más trágicos de la aviación en España. La mayoría de los vuelos despegó y aterrizó sin retrasos, salvo alguno que se demoró debido al volumen de tráfico típico de estas fechas. El director adjunto de Barajas, José Sanz, aseguró a las 14.30 que el aeropuerto estaba funcionando sin ningún problema. Desde por la mañana, las cuatro pistas -dos de despegue y dos de aterrizaje- operaban a ritmo normal. Sanz explicó que a la hora y media después del accidente del miércoles, Barajas empezó a funcionar "poco a poco". Unos pocos vuelos fueron cancelados o sufrieron "ciertos" retrasos.

Sólo las tareas de investigación realizadas ayer obligaron a paralizar la actividad en Barajas. La pista de despegue que utilizó el avión siniestrado fue cerrada al tráfico durante dos horas y media, desde las 14.00 hasta las 16.30, para que la Comisión de Investigación del accidente pudiera trabajar sobre el terreno del suceso. Por su parte, las agencias de viajes prevén que la catástrofe aérea tendrá un leve impacto en las reservas de los vuelos.

Cancelaciones

El presidente de la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes (CAAVE), José Manuel Maciñeiras apuntó que a pesar del clima general de miedo, "sólo se han producido cancelaciones puntuales". El presidente de CAAVE señalo que las agencias tuvieron que intervenir en los primeros momentos después de conocerse la noticia del accidente para facilitar información sobre la situación de los vuelos. Sin embargo, añadió que las consultas tampoco "fueron masivas". Al igual que Maciñeiras, el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV), destacó que no va a haber una caída sustancial en las ventas de billetes de Spanair. Spanair inició por la mañana su ruta Madrid-Las Palmas con un primer vuelo que despegó del aeropuerto madrileño a las 10.15. A lo largo de la mañana, los dos vuelos programados a la localidad canaria despegaron sin novedades.

En El Prat, al igual que en otros aeropuertos españoles, también se vivió una jornada tranquila, aunque en los vuelos de Spanair procedentes de Madrid no se repartieron periódicos, una decisión que tomó la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de agosto de 2008