Reportaje:

Los secretos de la gran serpiente

La carroza de la cabalgata del Cirque du Soleil en la Expo fue creada en Carlet

Tiene 30 metros de larga. Su cuerpo consta de seis secciones articuladas. En el asfalto se desliza lenta, a poco más de dos kilómetros hora, mueve los ojos, abre la boca, también gira su cola y desplaza sus grandes escamas. Es la gran serpiente que cada mediodía en la Expo de Zaragoza convoca a los visitantes a la vistosa cabalgata del Cirque du Soleil. La comitiva bautizada con el nombre El despertar de la serpiente desfila por el recinto como si de una procesión de modernas rogativas se tratara para invocar la caída del agua.

En realidad, desde que la gran serpiente tuvo su primer contacto con el mundo exterior no dejó de llover. Pero una vez tomó posesión del espacio de la Expo, la canícula ha hecho imposible su poder benefactor demostrado ampliamente durante semanas de ensayos. Era la tercera semana de abril cuando se realizó el montaje y las primeras pruebas del monumental reptil por las calles del polígono Ciutat de Carlet. Fueron días y semanas de intensa lluvia.

La dificultad de la constucción ha obligado a un trabajo especializado
Los materiales usados responden a los criterios del desarrollo sostenible

La leyenda india que inspira el argumento de la cabalgata (una serpiente convoca a las nubes para que den agua) quiere mostrar la sabiduría de quien formuló el mito. La serpiente es uno de los animales simbólicos que más presente está en las culturas. Puede ser la antitesis del paraíso en la Biblia, el demonio portador de buena suerte por su proximidad al agua en India o el símbolo fálico en la interpretación psicoanalítica.

La simbología de la psicología profunda atribuye a la serpiente una energía procedente del tiempo inmemorial de la tierra. Encontrarse con una serpiente en sueños representa hacer frente a fuerzas que brotan de las profundidades del alma ajenas al yo más convencional y superficial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la cabalgata de Zaragoza el sugestivo reptil convoca todas esas tradiciones y se desliza cortejado por ochenta artistas y personajes diferentes distribuidos entre varios carruajes y sobre la gran plataforma móvil, donde en un escenario de doce metros de largo por cuatro de ancho se realizan breves interpretaciones. El elenco artístico cuenta con un instrumentista encaramado al árbol, que marca el ritmo sonoro de la comitiva con un tubo de metacrilato, el astrónomo que anticipa el tiempo, el lector de la leyenda, el purificador y el portador del agua, los cantantes y otros numerosos personajes de fábula, característicos de la poderosa imaginación artística del Cirque du Soleil.

"La dificultad de construcción de la monumental carroza nos ha obligado a desarrollar un trabajo especializado de ingeniería e informática", precisa Josep Simón, de Odeón Decorados, los escenógrafos más destacados de las artes escénicas valencianas. "Todos los movimientos de la serpiente están ordenados por un conductor, que desfila sentado en un pequeño tractor fabricado en Estados Unidos, oculto dentro de la boca entre el humo que sale por debajo de la papada. Los giros es el movimiento más arriesgado en la cabalgata".

Asimismo ofrece dificultad técnica imitar el movimiento sinuoso y ondulante de las serpientes. El efecto visual lo recibe el espectador al observar el movimiento sincronizado de las líneas de escamas situadas en los laterales que suben y descienden, y entran y salen del cuerpo central de la carroza. Otra actividad sincronizada de alto riesgo corresponde al frenado, que debe ser simultáneo en la cabecera y en la parte trasera.

"Para esta cabalgata hemos realizado un trabajo de tramoya alejado de la tradición mediterránea, más estilizado y sofisticado que lo que conocemos aquí", señala Manuel Zuriaga, director de Odeón Decorados. "Por ejemplo las nubes son grandes abanicos que se abren como flores. El arco iris, que marca el final de la cabalgata, se representa con una estructura metálica semicircular que se va cerrando. Las ramas del árbol son de aluminio".

Los criterios estéticos y de fabricación de la tramoya han estado guiados por los contenidos teóricos de la cita universal. "En los materiales usados hemos respetado los criterios de desarrollo sostenible, y también el uso de energía para el desplazamiento ha tenido un tratamiento específico", asegura. "El agua está presente en la cola de la serpiente en una pequeña piscina donde se realizan determinadas acrobacias. Los colores buscan el mimetismo con el terreno y por ello recrean la gama cromática de la madera tallada y el barro". Otra característica de la tramoya es su adaptación a la climatología adversa por tratarse de un espectáculo al aire libre. "La serpiente es resistente a la lluvia. Incluso te diría que está hecha para ahogarse si fuera necesario".

Para la Expo se ha formado una compañía teatral de nueva creación, en la que intervienen algunos actores habituales de Cirque du Soleil y especialistas valencianos, como son los acróbatas y gimnastas que ha aportado la firma local Dynamics. El sello de "hecho en Valencia" también se ha marcado en la realización del vestuario de los artistas, a cargo de la firma Doblete.

La programación cultural general de Expo Zaragoza tiene presencia de otras conocidas firmas valencianas: Xarxa Teatre, Pluja Teatre y Ophelia Management, con actividades en los numerosos espacios abiertos para garantizar una permanente presencia de las artes escénicas a lo largo de la jornada.

Tres espectáculos

El despertar de la serpiente uno de los tres grandes espectáculos de producción propia de la Expo, ideado y dirigido artísticamente por Cirque du Soleil (Julien Gabriel al frente de la troupe) y realizado por la UTE Odeón Decorados (con talleres en Carlet, Valencia) y Sigfrido Producciones en colaboración con otras empresas valencianas. "Se trata de un espectáculo itinerante. Presenta un concepto diferente de cabalgata, a través de un recorrido a la luz del día por el recinto con varias paradas muy bellas, en las que la perfección artística del Circo del Sol se hace patente", comenta el director artístico de la Expo, Francisco Ortega.

En el conjunto de contenidos de la oferta cultural, esta producción desarrolla aspectos lúdicos e imaginativos en vez de políticos, y visualiza la capacidad del agua para integrar culturas distintas de todo el mundo.

Los otros dos grandes espectáculos producidos por la Expo son el Iceberg, una sinfonía poética visual, dirigida por Calixto Bieito, que se representa de noche en las aguas del río Ebro. Los desastres del cambio climático no son incompatibles con un mensaje final de esperanza. A esta producción del Grupo Focus, se añade el teatro aéreo de la compañía argentina Ojalá Entretenimientos, dirigida por Pichón Baldinu, en el espectáculo Hombre vertiente. Se ofrecen seis funciones diarias.

Más de mil actuaciones están previstas durante los 93 días de la Expo en los trece recintos preparados para acoger a los espectadores. Son espectáculos de duración reducida, prevista para no retener a los visitantes más tiempo del disponible.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS