Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
cine

El guión de Tarantino crea polémica en Alemania

"Seremos crueles con los alemanes y, a través de nuestra crueldad, sabrán quiénes somos". "Cada hombre a mi mando me traerá 100 cabelleras de nazis muertos". Así son las perlas que suelta el teniente Aldo Apache Rein, el personaje que encarnará Brad Pitt en Inglorious bastards, el filme de Tarantino sobre la Segunda Guerra Mundial que el cineasta comenzará a rodar en Berlín el 13 de octubre.

La aparición del guión en Internet -un libreto de 167 páginas cuya autoría no ha sido confirmada, aunque los diálogos, las situaciones, las notas escritas a mano y las faltas de ortografía tienen la marca de Tarantino- ha provocado reacciones negativas en Alemania. Según el crítico Tobias Kniebe, del diario Süddeutsche Zeitung, "es el encuentro entre la cultura pop con el nazismo y el Holocausto. Los efectos de la colisión son impredecibles. Los historiadores alemanes que soltaron un suspiro de alivio tras ver el esfuerzo de Tom Cruise por dar una visión correcta del conde Von Staufferberg [el militar que atentó contra Hitler] en Valkiria van a sufrir un shock". En el guión, el único alemán bueno es un alemán muerto, y no existen diferencias entre nazis y alemanes: en sus frentes hay que esculpir una esvástica.

Dividida en cinco capítulos -el tercero, según el libreto, "será rodado en blanco y negro tipo nouvelle vague"-, la historia cruza las aventuras de un pelotón de ocho soldados estadounidenses judíos lanzados en paracaídas tras las líneas enemigas para aterrar a la población, con las vivencias de una adolescente judía que trabaja en un cine en París. La secuencia final junta a todos los personajes en la sala, durante el estreno de una película propagandística al que asiste Hitler. En Berlín, Tarantino ha entrevistado para el reparto a Daniel Brühl, Nastassja Kinski y Leonardo DiCaprio, y ha confirmado los fichajes de Eli Roth y Mike Myers.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de agosto de 2008