PSPV y Bloc apartarán del poder al PP en Benigembla por su urbanismo

La tramitación de dos PAI complica la estabilidad del equipo de gobierno

Segunda moción de censura a la vista en La Marina Alta este verano y con trasfondo urbanístico. La presión del ladrillo que sufre Benigembla, un pequeño pueblo del interior de La Marina Alta de tan solo 570 habitantes, ubicado en La Vall del Pop, ha vuelto a provocar una auténtica convulsión política. Los dos ediles del PSPV, el del BNV y otro independiente han firmado una moción de censura que convertirá la próxima semana en alcalde al nacionalista Joan Caselles y apartará del poder al del PP, Fernando Mengual.

No es la primera vez que el diseño de grandes macrourbanizaciones altera la estabilidad de este Ayuntamiento. Ya en 2005, seis de los siete ediles de Benigembla tuvieron que presentar su dimisión obligados por la presión vecinal después de que aprobaran otro gran proyecto presentado por la promotora Ballester, a la que estaba vinculado el cantante Julio Iglesias, para edificar chalés sobre un millón de metros cuadrados y campo de golf. Ahora la historia se repite. A principios de mes, el PP presentó dos PAI que según el grupo ecologista Col·lectiu de La Vall del Pop "pretendían unir con una barrera de hormigón los núcleos urbanos de Benigembla y Murla y edificar sobre parte de la loma del Cavall Verd", una montaña de gran valor paisajístico. La zona que se quería urbanizar se encuentra situada junto al río Gorgos, protegido por Europa como Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Los PAI dividieron al gobierno local que hasta entonces compartían los tres ediles del PP y el del grupo independiente Gent de Benigembla y fueron rechazados en un tenso pleno en el que comenzó a fraguarse la moción de censura. El alcalde del PP pretendía dar luz verde a la edificación en los terrenos comprendidos entre la urbanización Vernissa Park y el casco urbano de Benigembla, pero a la hora de la votación el edil independiente José Luis Sendra se alió con el PSPV y BNV, lo que permitió desestimar el proyecto.

La votación del segundo PAI aún fue más extraña y constituyó una buena prueba de la controversia que provoca el urbanismo en Benigembla. El plan, que en esta ocasión pretendía urbanizar la zona ubicada entre Vernissa Park y Murla, provocó la división en el seno del propio Grupo Popular, ya que el alcalde se abstuvo. También lo hizo el concejal independiente, mientras que socialistas y nacionalistas votaron en contra.

El secretario comarcal del BNV en La Marina Alta, Xavi Pons, apuntó a la necesidad de preservar el equilibrio medioambiental en Benigembla y librarla de la "presión urbanística" como razón fundamental de la moción de censura, toda vez que en los últimos años se han presentado hasta siete PAI diferentes.

El hecho de que los socialistas le hayan cedido la alcaldía al BNV pese a contar con un edil más se debe al "convencimiento" del PSPV "de que era necesario un cambio político en Benigembla ante las formas prepotentes que ha mostrado el alcalde" del PP, señaló por su parte el secretario de organización de la ejecutiva comarcal socialista, Esteban Aguilar.

Paradójicamente, en 2005 los tres ediles que entonces tenía el PSPV en la corporación tuvieron que dimitir junto a otros tres del PP por haber aprobado el proyecto del grupo Ballester. Entonces, sólo permaneció en la corporación el popular Juan Felipe Pérez y en septiembre de aquel año tuvieron que entrar seis nuevos ediles. Por su parte, la promotora trasladó su plan al municipio vecino de Parcent, donde también hubo una rotunda oposición vecinal.

No obstante, aquella crisis dejó huella en el PP de Benigembla y en las últimas elecciones parte de la militancia local popular se opuso a que el hasta ahora aún alcalde, Fernando Mengual, fuera el candidato por este partido. Las discrepancias internas, agravadas, por la cuestión urbanística siguen en el PP.

La moción de censura de Benigembla se votará el próximo sábado 23 de agosto y es la segunda que se produce en La Marina Alta en muy poco tiempo, después de la que tuvo lugar en Dénia el pasado 8 de julio, cuando el PP, un tránsfuga ex socialista y otros tres partidos políticos derrocaron al gobierno de la socialista Paqui Viciano e hicieron alcaldesa a la popular Ana Kringe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50