Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

19 campos de fútbol se pasan a la hierba artificial en Alicante

"Un campo de césped natural es mírame y no me toques", asegura Mariano Beltrà, alcalde de Novelda, que ha conseguido acogerse al plan de la Diputación de Alicante de subvencionar la sustitución de la hierba por césped artificial, que permitirá incrementar "los horarios de entrenamientos y los usos". Además del considerable ahorro, tanto económico, como de agua. El mantenimiento anual de un campo de césped natural supera los 30.000 euros que destinaba el Ayuntamiento a gastos de jardinería, riego, abono y cuidados; "y encima es intocable, no se puede pisar muchos días", explica Beltrà, que confía en que con el nuevo césped artificial puedan entrenar todos los equipos locales, "además es casi de por vida".

Igual de satisfecho se muestra Edmundo Seva, alcalde de Sant Joan d'Alacant, cuyo campo de fútbol es demandado cada semana por más de 300 deportistas. "Esto nos permitirá usar el campo desde las nueve de la mañana hasta las 12 de la noche, ahorrar en gastos, y de mantenimiento sólo hay que pintar una vez cada dos años", apunta Seva, que ya ha previsto duplicar y reformar los vestuarios para poder atender a todos los equipos de fútbol. El principal problema del césped artificial es el desembolso inicial de los 500.000 euros que cuesta cambiar de uno a otro. De momento, la Diputación de Alicante sufraga el total de la inversión. A este plan se acogieron el año pasado ocho municipios, a los que se destinaron 3,5 millones de euros.

Los primeros en cambiar la hierba por el césped artificial fueron Castalla, Alcoi, Cocentaina, Xixona, Orihuela, Petrer, Rojales y Santa Pola. En esta segunda convocatoria, dotada con cinco millones de euros, se acogerán a las ayudas 11 municipios. Los pueblos que sustituirán el césped natural por artificial son L'Alfàs del Pi, Aspe, Banyeres, Benejúzar, Catral, Gata de Gorgos, Novelda, Ondara, Onil, Sant Joan y Villena, y podría sumarse Agost. Para próximas convocatorias, según anunció el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, los Ayuntamientos "se implicarán en la financiación para poder ampliar el número de beneficiarios".

El Ayuntamiento de Elche ya lleva años liderando un plan de sustitución de la hierba por el césped artificial, tanto en instalaciones deportivas como en jardines con el objetivo de ahorrar recursos hídricos y dinero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008