Barenboim: "La orquesta de la paz es mentira"

"Se nos llama orquesta de la paz, y es halagador, pero es mentira". El músico argentino Daniel Barenboim reconoció ayer en la presentación anual de la orquesta multicultural Diván de Oriente y Occidente, en Pilas (Sevilla), que su famoso proyecto, símbolo de paz entre judíos y árabes, "no ha tenido el resultado esperado". Como ejemplo, citó la suspensión del concierto del próximo día 11 en Ammán (Jordania) por motivos de seguridad.

Aun así, los 120 músicos, de entre 12 y 29 años, procedentes de Israel, Palestina y otras 20 nacionalidades ensayaban ayer, contentos, junto al maestro. Tocaban en chanclas y camisetas de tirantes. Los 42 grados no dejaban otra opción. Permanecerán en Pilas hasta el 4 de agosto y después recorrerán ocho países europeos. La israelí Gili Schurarzman hablaba con la palestina Tyme Khleifi. "Aquí todos nos llevamos genial", celebraba la madrileña Sara Galán, nueva en la orquesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de agosto de 2008.