_
_
_
_
_

La nuclear de Ascó se conecta a la red tras 41 días sin operar

La central de Vandellòs se desconecta para reparar un sensor

Iban a ser 20 días y ha resultado el doble: tras 41 jornadas sin operar, la nuclear de Ascó I (Ribera d'Ebre) se conectó a la red eléctrica ayer a las 11.07 horas. Culminó así un proceso plagado de contratiempos y empezado el 10 de junio, cuando las eléctricas propietarias de Ascó (Endesa e Iberdrola) pararon el reactor para limpiar el recinto de partículas radiactivas vertidas en la fuga del pasado noviembre.

La planta ha dejado de facturar unos 50 millones debido al paro

La previsión inicial preveía reanudar el funcionamiento de la nuclear el 30 de junio. Desde entonces ha habido tres intentos abortados de arranque, además de media docena de previsiones aplazadas por distintos fallos operativos. Los desajustes han supuesto que la central haya dejado de facturar cerca de 50 millones de euros, a razón de 1,2 millones diarios. El proceso se ha saldado con la modificación de varios procedimientos que se realizaban de forma "inadecuada", según el Consejo de Seguridad Nuclear, máxima autoridad atómica del país.

"Ha sido el arranque más limpio que recuerdo", relató a media tarde de ayer un empleado de la nuclear. El proceso de calentamiento del reactor -debe alcanzar 309 ºC de temperatura- empezó el sábado y se conectó a la red eléctrica dos días después, cuando rondaba el 30% de potencia. Los técnicos prevén que hoy opere con normalidad.

Ello es importante dada la alta demanda energética del periodo estival -las nucleares generan cai el 20% de la energía producida en España-. Pero sobre todo porque la nuclear de Vandellòs II se desconectó de la red en la medianoche del domingo, con lo que dos de las tres plantas nucleares de Cataluña no producían un solo vatio de electricidad.

Se trata de una parada prevista desde hace 15 días para reemplazar un sensor de temperatura averiado, explicó el titular de la planta. Éste esperó el momento adecuado para desconectarse de la red, hecho que debía pactar con Red Eléctrica, empresa propietaria de la red de alta tensión. A última hora de la tarde, los gestores de Vandellòs anunciaron que se había iniciado el proceso para volverse a acoplar a la red, lo que tardará unos días en producirse.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La desconexión es quizá el segundo procedimiento más farragoso para una nuclear, sólo superado por la puesta en marcha. Por eso, la medida sorprendió a los empleados de Vandellòs, que tacharon de "aparatoso" parar el reactor para sustituir un sensor sin el que se ha operado durante semanas.

Los titulares de la central atómica, rechazaron toda especulación, incluso que la parada estuviera vinculada con el hallazgo, la semana pasada, de dos partículas radiactivas en una zona de la central supuestamente limpia de radiactividad. "No habrá más incidencias en Vandellòs ni en Ascó", apuntaron. Algunos esperan que este discurso se cumpla al pie de la letra: a finales de semana, el director de Ascó empieza las vacaciones.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_