_
_
_
_
_

120.000 pastillas de éxtasis para un verano de macrofiestas

La policía se incauta del mayor alijo de droga de diseño

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo que introducía pastillas de éxtasis en Madrid con el objetivo de distribuirla en festivales de música y locales de copas. Su principal objetivo era vender la mayor parte de la mercancía en el festival Summercase, que se celebra este fin de semana en Boadilla del Monte.

La operación, bautizada como Errante, permitió a la policía incautarse de 120.000 pastillas de éxtasis, que los tres detenidos, dos colombianos y un italiano, transportaban en un vehículo camino del macrofestival de música. La importancia de este golpe queda patente si se tiene en cuenta que en los primeros seis meses del año se intervinieron en toda España 162.500 pastillas de esta sustancia. La operación comenzó en mayo cuando se tuvo conocimiento de la existencia de un grupo que se dedicaba a comprar, almacenar y vender éxtasis. Según fuentes de la investigación, la mercancía se compraba en Holanda y era trasladada por carretera hasta Madrid, donde se procedía a distribuirla.

Las pesquisas permitieron a los agentes descubrir que el pasado viernes el grupo tenía prevista una cita en un bar de la capital para entregar la droga. El dispositivo de vigilancia permitió identificar a G. A. M, de 45 años de edad, encargado de trasladar las pastillas en un vehículo tipo monovolumen. Allí hizo entrega del vehículo a dos hombres de nacionalidad colombiana, J. A. P. M y G. G. Z., de 34 y 43 años de edad.

Los agentes encargados de la operación siguieron al vehículo hasta Boadilla del Monte, donde llevaban las pastillas para distribuirlas en el Summercase. Allí detuvieron colombianos que viajaban a bordo del vehículo. En el maletero llevaban una maleta en la que guardaban un total de 11 paquetes repletos de pastillas de éxtasis.

El tercer detenido, el hombre de nacionalidad italiana que había llevado el vehículo hasta el bar de Madrid, fue detenido pocos minutos más tarde de llevar a cabo la transacción. La policía estima que el valor de la mercancía incautada podía superar el millón de euros en el mercado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_