Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ciudad de la torre faro

Los Reyes de España inauguran en el Kiosco Alfonso una muestra sobre 800 años de historia de A Coruña

El relevante proceso de urbanización en el Medievo que, con especial elocuencia en la fachada marítima de Galicia y Asturias, marcó el reinado de Alfonso IX (1188-1230) centra la exposición sobre el monarca y su época inaugurada ayer en A Coruña por los Reyes.

Un centenar de piezas únicas procedentes de los principales museos, archivos y bibliotecas nacionales o extranjeros conforman esta muestra organizada con motivo de los 800 años de la refundación de A Coruña.

Saqueado por sucesivas invasiones vikingas, A Coruña era un simple istmo de arena de apenas dos leguas que se había quedado despoblado hasta que el 1 de junio de 1208 Alfonso IX, entonces rey de Castilla y de Galicia, decidió fundar una población "en el lugar llamado Crunia, al lado de la torre faro". Un documento denominado fuero en el que "por utilidad de mi reino" el monarca establecía no sólo la organización administrativa y política de un territorio, sino que concedía derechos y privilegios de ciudadanos libres a los habitantes de ese lugar, prohibido en el caso de A Coruña a nobles y clérigos.

La expansión de esas ciudades o villas medievales durante el reinado de Alfonso IX, unos núcleos urbanos marcados por actividades rurales u oficios artesanales y dirigidos por concejos locales con capacidad de autogobierno, se explican con detalle en esta exposición que permanecerá abierta hasta el 7 de septiembre en el Kiosco Alfonso. En aquella época llegó a haber 25 ciudades, encabezadas por León, Zamora, Santiago y Salamanca, donde el Rey fundó la primera gran universidad.

Otra de las decisiones reales claves y inéditas en Europa fue la de dar voz y voto en las Cortes a representantes de esas poblaciones. Entre ellas estaban cuatro episcopales (Oviedo, Astorga, Lugo y Ourense), cinco del interior del reino de Alfonso IX y otras seis con puerto (A Coruña, Betanzos, Pontevedra, Viveiro, Ribadeo y Avilés).

En la exposición, que los Reyes de España recorrieron ayer acompañados por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y el alcalde coruñés, Javier Losada, se puede ver un documento singular y trascedente en la historia de Galicia, el fuero concedido al burgo de Castro Caldelas (Ourense). Este documento es uno de los más antiguos testimonios de la lengua gallega y la única copia completa que se conserva de un estatuto otorgado por Alfonso IX. Los oficios urbanos que predominaban en las ciudades medievales como A Coruña, encabezados por comerciantes, posaderos y zapateros, además de ejemplos de las producciones literarias y artísticas de una época y una Corte Real que se expresaba en latín y en romance gallego, son otros apartados de la muestra.

Cientos de coruñeses saludaron con aplausos y vítores al rey Juan Carlos y a la reina Sofía a su llegada, ayer, al Kiosco Alfonso, en los céntricos jardines de Méndez Núñez. Representantes de las instituciones locales y autonómicas acompañaron a los monarcas en su recorrido por la exposición sobre Alfonso IX y su época, comisariada por el catedrático de Historia Medieval en Santiago Fernando López Alsina. La breve visita real finalizó con un cóctel, en la que representantes de organizaciones vecinales y sociales de A Coruña saludaron a los monarcas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008