Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón frena el uso del 902 en la asistencia a mayores

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó ayer la Carta de servicios de teleasistencia. Flanqueado por Concepción Dancausa, concejal de Familia y Asuntos Sociales, el regidor desgranó las principales novedades del servicio de atención telefónica a mayores, con una clientela potencial de cerca de 600.000 personas de más de 65 años, de las cuales 170.000 tienen más de 80. La medida principal es que desde el próximo mes de septiembre las llamadas de autochequeo (comprobación del buen funcionamiento de la línea) serán gratuitas. También será gratis todo el servicio para los mayores de 80 años y para aquellos menores de esa edad cuya pensión sea inferior a la mínima contributiva (658 euros mensuales con cónyuge y 528 sin él).

Los servicios de teleasistencia los llevan tres empresas privadas concesionarias (Asispa, Teleasistencia y Personalia). Estas compañías estaban facturando las llamadas a través de un teléfono 902 (más caro que una línea convencional), al menos, desde el pasado enero. En septiembre esa práctica desaparecerá, según el alcalde.

Además de la gratuidad en las llamadas, de la que se congratuló el grupo municipal de Izquierda Unida -"es lo que debía hacer el alcalde", dijo Milagros Hernández, portavoz de esta formación en Asuntos Sociales, quien denunció el uso del 902-, Ruiz-Gallardón presentó otras novedades y compromisos con un servicio, en funcionamiento desde 2003, que usan 84.618 madrileños con el dispositivo en sus domicilios.

El Ayuntamiento se compromete a instalar el terminal en menos de 72 horas desde que se solicite, a que las llamadas se atiendan en menos de 50 segundos y a que las averías se reparen en un máximo de 48 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2008