Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miró Ardèvol abandona CDC tras un informe sancionador

El ex consejero de Agricultura y ahora presidente del movimiento ultracatólico E-cristians, Josep Miró Ardèvol, comunicó ayer que ha dejado de ser militante de Convergència Democràtica (CDC) al interpretar que su afiliación "es incompatible con el querer vivir de manera coherente con lo que la Iglesia propone". En su blog personal, el histórico miembro de CDC explicaba ayer: "Un católico sólo puede sobrevivir políticamente en Convergència si calla. Si opina y cuestiona lo que públicamente defienden determinados candidatos y cargos electos del partido en relación con materias que desde la pertenencia a la Iglesia no se pueden asumir, es expedientado por falta muy grave. Es mi caso".

La dirección de CDC decidió abrir un expediente sancionador a Miró Ardèvol a raíz de que en las pasadas elecciones generales pidiera que no se votase a dos candidatos al Senado. En concreto se trataba de Feliu Guillaumes y Montserrat Candini, que se habían expresado a favor de los matrimonios homosexuales. La ejecutiva del partido todavía no había aprobado el expediente sancionador y ayer Miró continuaba siendo militante de CDC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 2008