Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición a Estarás reclama más peso en Baleares

En el PP de Baleares mandará la nueva presidenta, Rosa Estarás, que se afirma centrista y reformista, pero para maniobrar y hacer oposición al Gobierno del socialista Francesc Antich deberá tener muy en cuenta al sector crítico de su adversario en el congreso, Carlos Delgado, que representa a más de un tercio de la organización.

Delgado mantiene viva en los juzgados la demanda contra la cúpula y el comité organizador del congreso del PP, por supuesta irregularidades en el proceso, los censos y las elecciones de compromisarios. Estarás era amiga de Delgado y está ofendida. Esperaba ganar con el 80% de los votos de los delegados y logró el 66,4%, mientras que Delgado sumó un 33,5%. Nunca el PP balear había tenido un debate tan candente.

"No se van a ganar nunca más unas elecciones sin tener en cuenta a nuestro sector", declaró Delgado, alcalde de Calvià, populista, liberal y centrado en la defensa del español. Estarás ha asumido en parte el discurso de Delgado y le tiende la mano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de julio de 2008