La Diputación de Pontevedra instala oficina en Vigo

La Diputación de Pontevedra estrenó ayer su nueva sede en la ciudad de Vigo, la primera abierta fuera de la capital provincial. Para su presidente Rafael Louzán (PP) este hito responde a su "compromiso personal" con la ciudad y es "un hecho después de 171 años de historia". Para el Partido Socialista, se trata de un "despilfarro".

Rafael Louzán, que ayer presidió la presentación de un libro en el nuevo edificio, anexo al antiguo rectorado, justifica la elección de Vigo porque "es el motor económico de Galicia, unas de las referencias inexcusables fuera de nuestra comunidad y la mejor embajadora de Galicia".

La sede, situada en el número 3 de la calle Oporto, cuenta con seis plantas y más de 1.000 metros cuadrados. Tendrá sala de exposiciones, salón de recepciones, despachos de presidencia y diputados, almacén y servicios administrativos.

Las diputaciones provinciales tienen, según la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, la función de coordinar los servicios municipales y garantizar que éstos se presten adecuadamente en todo el territorio de la provincia. Su labor de asistencia se centra en aquellos ayuntamientos con menos capacidad económica.

Sobre la firma

María Fernández

Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS