Reportaje:

Elixir de juventud

Porsche pone al día el 911, su icono deportivo - Más potencia y menos consumo y emisiones

La enésima evolución de un mito incombustible. El 911 lleva más de 40 años en el mercado pero sigue en plena forma. Ahora estrena motores más eficientes, con inyección directa, que consiguen elevar la potencia y prestaciones y reducir al mismo tiempo los consumos. Las mejoras lo convierten en el deportivo más rápido de su categoría y también en el que menos gasta: baja de los 10 litros cada 100 kilómetros.

Junto a los nuevos propulsores, llega también un cambio secuencial de doble embrague y siete marchas, denominado PDK, que se ofrece como opción (3.857 euros) y potencia aún más el rendimiento. El 911 de 2008 puede pedirse con dos carrocerías (Coupé y Cabrio), y dos versiones (Carrera y Carrera S) que se pueden combinar con cualquiera de las carrocerías. Los precios, a partir de 92.396 euros. El próximo octubre, la familia crecerá con las variantes de tracción 4x4.

Gracias a la inyección directa y a otros avances mecánicos, el 911 Carrera gana 20 CV (pasa de 325 a 345 CV) y consume 0,7 litros menos (baja de 11 a 10,3 litros). Al montar el cambio PDK, se ahorran otros 0,5 litros (9,8). El Carrera S, por su parte, sube de 355 a 385 CV, pero disminuye su gasto de combustible de 11,5 a 10,6 litros (10,2 con la caja PDK).

En marcha, el último 911 impacta por su contundente empuje, sonoridad y frenos. El cambio PDK funciona con gran rapidez y simplifica la conducción.

La renovación de este deportivo se completa con sutiles cambios de diseño en la carrocería y en el interior (faros, volante...) y con equipamientos sofisticados como la pantalla táctil, puerto USB para música, bluetooth para el móvil, faros que giran con la dirección en las curvas y hasta asientos refrigerados, que reducen la sudoración de la espalda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50