EUROCOPA 2008 | La gran final: Alemania-España

"El Mundial nos enseñó el camino"

Los veteranos asumen que el éxito tiene su origen en los errores cometidos en 2006

El capitán, Casillas, en medio de la euforia, se acordó primero de Genaro Borrás, el doctor durante años de la selección, fallecido un mes antes del inicio del torneo, al que dedicó el triunfo sobre Rusia. Y, acto seguido, bajó la pelota al suelo y, mientras España entera se iba de fiesta para celebrar una victoria histórica, tiró de memoria: "Esto no es casual. Son cuatro años de trabajo, llenos de momentos buenos y malos de los que hemos aprendido y que nos han hecho grandes".

Entonces, Xabi Alonso, reflexivo como pocos, tomó la palabra: "En el Mundial de Alemania 2006] hubo detalles que nos remiten a lo que estamos viviendo ahora porque todo empezó allí. Hubo cosas buenas y malas. Por eso nos eliminaron. Hemos crecido con las malas muy presentes y dispuestos a mejorar las buenas". Dice el del Liverpool que la final de mañana "no es fruto del trabajo de un mes, sino la consecuencia de haber crecido durante cuatro años trabajando juntos". Explica el vasco: "Llegamos al Europeo con la duda de si habríamos aprendido a competir. Estaba por demostrar nuestra capacidad y creo que hemos demostrado a todos, pero fundamentalmente a nosotros mismos, que hemos crecido y sabemos competir. Esto, de hecho, es la consecuencia seguramente de la lección que nos dio Francia en el Mundial de Alemania".

Más información

Cazorla, uno de los últimos en aparecer en la selección, reconoció ayer, terminada la suave sesión de trabajo en el estadio Franz Horr, en el que juega sus partidos el Austria de Viena, que se encontró "un grupo de trabajo muy hecho, con un ambiente de compañerismo excelente". Puso un caso: "Xavi siempre ha sido mi ejemplo, un jugador que lleva diez años en la Primera División, veterano y muy experimentado". Y añade: "Fue el primero en tenderme la mano, en venir a hablar conmigo; el primero en ayudarme a que me sintiera cómodo. Entonces comprendí que este grupo era especial".

Lo mismo piensa Torres: "Me incorporé a un equipo en el que los mecanismos estaban muy claros y el buen rollo era evidente. Se nota que han sufrido, que han crecido juntos. Y es muy fácil sumarte a esa idea porque el ambiente es extraordinario y, en lo deportivo, lo que nos gusta es tener la pelota. La sensación es que todo eso no se consigue en un día".

Iniesta, suplente en Alemania y titular indiscutible dos años después en Austria, reconoce que el equipo ha crecido desde la derrota contra Francia. "Sigo pensando que aquello nos ha ayudado a llegar a esta final. Sin la decepción en Alemania, no estaríamos aquí, seguro, porque nos enseñó a competir, nos mostró que el camino pasaba por adquirir madurez en el juego. El partido contra Italia o el de Rusia son ejemplos. Ahora mandamos nosotros".

Xavi comparte el criterio: "Hemos aprendido a imponer nuestro estilo. Sabemos cuando toca guardar la pelota y cuando apretar. Nos replegamos y atacamos. Estamos jugando de manera muy inteligente y eso es sinónimo de equipo que ha crecido". Xavi también piensa que todo empezó en Alemania: "Nos dio una lección que hemos sabido aprender. Creo que es evidente". Tan evidente que dos años después España está en la final y entonces no pasó de los cuartos.

Casillas y Ramos, en un gol de Francia a España en 2006
Casillas y Ramos, en un gol de Francia a España en 2006REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50