La CAM cree que la crisis no afectará a la venta de cuotas

La CNMV ve conflictos de intereses al ser emisora y colocadora de los valores

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) celebró ayer sendas reuniones de su consejo de administración y de su asamblea general en un clima de moderado optimismo, justo un día después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) diera el visto bueno a la decisión más novedosa de la entidad en su reciente historia, su cotización en Bolsa a través de la emisión de cuotas participadas (títulos similares a las acciones pero sin derechos políticos). Los dos máximos responsables de la caja, Vicente Sala y Roberto López, presidente y director general, respectivamente, expresaron su confianza en que a pesar del momento de crisis la entidad no tendrá ninguna dificultad para cocolar la emisión, en total 50 millones de cuotas. La cifra supone el 7,5% de patrimonio de la entidad, lo que significa que la caja se atribuye un valor máximo de casi 4.900 millones de euros.

"Hay ya mucha gente interesada en las cuotas, pero el proceso realmente empieza el 1 de julio", dijo López. "Yo creo que nos las van a quitar de las manos", añadió el director general. El directivo de la CAM subrayó que la actual crisis de los mercados no mermará la operación: "Un momento de crisis puede ser también una oportunidad. Además, nosotros mantenemos abiertas las puertas a futuras emisiones de cuotas participativas sí así lo demanda el mercado", añadió.

El folleto de emisión de las cuotas participativas aprobado definitivamente por la CNMV recoge una horquilla de precios de entre 5,84 y 7,3 euros por cada título, que tiene un valor nominal de dos euros. No obstante, el precio final está en función de la de demanda y no se cerrará hasta el próximo día 15 en el caso del tramo destinado a minoristas (el 56,5% del total) y el día 21 para el tramo destinado a institucionales (31%). El otro 3,5% restante será colocado entre los trabajadores de la entidad.

Los dirigentes de la CAM sostienen que el verdadero termómetro de la operación está vinculado directamente con la reacción de los compradores institucionales. "Aunque pensamos que en este segmento habrá más demanda que oferta, y ello empujará el precio final de los títulos hacia el máximo de la horquilla, es decir, los 7,3 euros", precisó un dirigente.

La CNMV emitió ayer una nota explicativa sobre las cuotas participativas de la CAM para aclarar que se trata de valores de renta variable similares a las acciones pero más complejas. En este sentido, el órgano bursátil recuerda que las cuotas, al igual que las acciones, se pueden comprar y vender en Bolsa, dan derecho al dividendo que la entidad acuerde anualmente y su valor corresponde a un porcentaje del patrimonio del emisor. En la nota, la CNMV también señala que la CAM, que es a la vez emisora y comercializadora de estos valores (la caja actúa como entidad colocadora de las cuotas en el tramo de los minoristas), deberá informar a sus clientes de los posibles "conflictos de intereses". La asamblea general también aprobó las cuentas de la caja correspondientes al ejercicio de 2007, que arrojan un beneficio neto, después de impuestos, de 228 millones de euros.

Por otro lado, representantes de los sindicatos CGT, ALA y Vietnamita (30% del comité de empresa) se concentraron a las puertas del edificio donde se celebraron las sesiones del consejo y la asamblea en protesta por la emisión de las cuotas que, en su opinión, es un primer paso para privatizar la caja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50