El cineasta malagueño Rafatal rodará su primer largo

¿Qué pasa en las artes audiovisuales y sonoras en Andalucía? ¿Qué están haciendo las nuevas generaciones de artistas? Contestar a estas preguntas es lo que se propone el festival El SurExpress a..., una cita que termina hoy en el Centro de las Artes de Sevilla (CAS) con performances de tres artistas y por la que han pasado, desde el 19 de junio, el cineasta Rafael Robles, Rafatal, los artistas plásticos María Cañas e Isaías Griñolo y los raperos Marmaster, entre otros.

Una de las figuras claves de este primer encuentro, que patrocinan la Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales de la Junta y la Obra Social de Cajasol, es el malagueño Rafael Robles, Rafatal, quien a sus 31 años y tras realizar seis cortometrajes está trabajando en la preparación del que será su primer largometraje: Los minutos del silencio, un guión que firma él mismo pero que está inspirado en hechos reales, en una historia sobre violencia dentro de las cárceles españolas.

"Llevo dos años trabajando en este proyecto. Es una película para televisión que haremos en colaboración con Canal Sur y una productora catalana y Rafatal Producciones. Es la primera vez que afronto un drama y ya contamos con actores como Terele Pávez y Antonio Dechent", adelantó ayer el joven director malagueño.

El festival, que dirige Margarita Aizpuru, se estrenó el pasado abril en La Casa Encendida de Madrid y nace con vocación de permanencia, tanto en la capital española, como en Sevilla. "Queremos dibujar el panorama de las nuevas tendencias en artes audiovisuales y sonoras, apoyar a jóvenes artistas emergentes y, en adelante, también encontrarnos con lo que se produce en otros sures, como en Marruecos o en países de la cuenca del Mediterráneo", comentó ayer Margarita Aizpuru.

Rafatal participó, el pasado jueves, en una de las tres mesas redondas de El SurExpress a... junto al grupo músico-visual Carrier to Noise Ratio y a los artistas de video-creación María Cañas e Isaías Griñolo. Además, el festival proyectó ayer dos de sus cortometrajes más premiados: ¡Manuela, el cinto! (2001), y Domicilio habitual (2005).

"Desde 1997, que hicimos Larga espera, cita corta, nos hemos presentado a todo tipo de festivales y concursos. Gracias a los 15 premios que hemos obtenido, a la difusión que se consigue en los festivales y a las subvenciones públicas, hemos podido ir produciendo el siguiente trabajo", explica Rafatal, quien ha rodado sus tres últimos cortometrajes en cine. ¡Manuela, el cinto!, la historia de una prostituta que en el Madrid de 1945 se casa por poderes con un Guardia Civil, es su obra más galardonada. Cuenta, entre otros, con el Premio RTVA de Cortos a la Mejor Creación Andaluza.

El festival finaliza hoy con las performaces de Noemí Martínez (¿Acaso crees que venimos de las esporas?), Miguel Benlloch (54 géneros) y Jesús Algovi (Razones de peso).

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50