Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

Oleada de quejas a la UEFA por los cortes del Alemania-Turquía

Una avería interrumpió las imágenes y el sonido del partido

Los fallos técnicos que provocaron varios apagones en plena emisión del Alemania-Turquía han generado una oleada de quejas ante la UEFA, organismo responsable de las retransmisiones televisivas. La cadena pública alemana ZDF estudia demandar a la UEFA y Cuatro se plantea ejercitar las "acciones oportunas" por los cortes de vídeo y audio que se produjeron en la segunda parte del partido.

Los 32 millones de alemanes que seguían por la ZDF la semifinal de la Eurocopa contemplaron con estupor los problemas de sincronización de las señales durante el segundo gol de Alemania, un cabezazo de Miroslav Klose. Durante más de cuatro minutos la señal del partido se fue a negro. Cuando la imagen volvió comenzó a fallar el sonido. Finalmente se recuperó la transmisión a través de la televisión suiza.

La UEFA admitió ayer los fallos y explicó que los tres microcortes se originaron en el centro de emisiones de Viena como consecuencia de la fuerte tormenta que descargó sobre la capital austriaca. El control de Viena (desde el que se distribuye la señal internacional procedente de Basilea, donde se disputó el encuentro) necesitó varios minutos para reiniciar el operativo. "Los sistemas de protección fueron defectuosos y tardaron en detectar los fallos y, por consiguiente, en recuperar la energía", informó la UEFA. Ante la semifinal de ayer entre Rusia y España y la final del domingo, el organismo futbolístico reforzó los sistemas técnicos para garantizar la cobertura.

La avería dejó sin suministro a las 22.02 a todos los servicios del centro internacional de prensa y televisión (IBC) de Viena. Este fallo impidió tanto la subida al satélite de la señal como la distribución de las señales unilaterales. A las 22.06 se restableció el suministro eléctrico y a las 22.10 volvió a caerse. Todas las televisiones del mundo sufrieron los cortes, pero es la cadena pública alemana ZDF la que se ha sentido más perjudicada. Los fallos obligaron a improvisar una locución radiofónica durante varios minutos y puso a prueba no sólo los nervios de los espectadores, sino también la capacidad de la ZDF para poner remedio a la situación. El locutor Béla Réthy recurrió al teléfono para seguir transmitiendo, mientras en las pantallas aparecía la señal de avería y una fotografía del periodista, según informa Efe.

La ZDF cuantificó en 32,7 millones de personas la audiencia durante la retransmisión, lo que podría representar un nuevo récord histórico en la televisión alemana. En España, el Alemania-Turquía (que acabó en un emocionante 3-2) fue visto por 5.992.000 espectadores (42,1% de cuota de pantalla). Con estos datos se convierte en el partido sin participación española más visto en una Eurocopa. El último tramo del encuentro, cuando ya se vislumbraba la prórroga, fue el más visto. Nueve millones de aficionados (el 50% de la audiencia) estaban pendientes del remate de Lahm, en el minuto 90, que dio el triunfo al combinado alemán.

Como consecuencia de la avería, la pantalla de Cuatro estuvo en negro, primero, y en rojo, después, durante varios minutos. El sonido de los comentaristas tampoco llegaba. De manera que hubo de concluir la narración desde su sede central en la localidad madrileña de Tres Cantos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 2008